Miembro de apdu
   
Año V - Nº 262
Uruguay,  30 de noviembre del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 

Buscar en el WWW Buscar en Informe Uruguay

ha

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
Alvaro Kröger

Una energía más razonable

por Alvaro Kröger
 
separador
 
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

            En el nombre del cambio de clima se lucha por el desarrollo de la energía solar, geotérmica, de mareas y de energía de recursos vegetales renovables. La razón más visible es el descongelamiento del noroeste del círculo polar ártico.

            Si bien no es el único punto dónde hay grandes problemas es sí la zona más estudiada porque los glaciares del norte del Canadá y de Groenlandia han retrocedido kilómetros en los últimos años.

            Desde que la primera represa hidroeléctrica fue terminada en el río  Spokane en 1885, un flujo constante de agua ha proporcionado energía barata y limpia a la sociedad. Este recurso no produce contaminación al medio ambiente y al planeta que se calienta y  se renueva cada invierno con nieve y lluvia.

            Pero el planeta no puede basarse sobre sus recursos hidroeléctricos solamente. Hay demasiada gente, demasiadas industrias, demasiada demanda. Y ya los sitios para instalar grandes centros de generación hidroeléctrica están empezando a ser escasos. Y durante las dos décadas próximas, la demanda energética crecerá un 13% de mantenerse el actual ritmo de aumento de la demanda.
¿De dónde vendrá la energía?

            Los mejores sitios para represas en los ríos de casi todo el mundo se han usado. Van quedando lugares dónde hacer lagos artificiales para represas dejaría muchos miles de hectáreas bajo agua. El uso de combustibles fósiles tales como carbón y gas natural es cada vez más impopular. Los políticos y los ciudadanos están clamando por  reducciones, y no aumentos, de  emisiones de gases invernadero en un esfuerzo de evitar una crisis global del clima.

            Vamos a ver un ejemplo: La iniciativa 937 (I-937) aprobada por estrecho margen en el congreso americano hace casi un año es el mapa del camino del futuro energético mundial.  Proporciona el destino de las utilidades más grandes del estado de Virginia para fijar las metas más agresivas posibles para la conservación de la energía y deben, en pasos sucesivos, generar un 15% de la electricidad de fuentes renovables antes del 2020. La iniciativa hace alusión a cómo conseguir, específicamente, los tipos de energía renovable que son aceptables, y los que no cuentan. Ésta es la bifurcación en el camino del cambio climático. La conciencia pública está allí, el negocio y el conocimiento de las utilidades están allí y sólo se necesita invertir las emisiones altas a emisiones bajas haciendo un buen negocio.

¿Cómo hacemos eso?

            El curso específico para el uso de energías limpias es confuso, a pesar de pautas de la I-937. El incentivo de negocios y ganancias ha sacado del letargo a los recursos renovables, a la energía solar, la geotérmica, a la de las mareas, e incluso las del aprovechamiento del abono recolectado en tambos de excrementos vacunos. Todas las fuentes tienen un enorme potencial, pero deben de estudiarse  cada una de ellas para adoptar la decisión de fabricar energía de una materia prima específica y adaptable al medio en que se está. 

            Los críticos de la I-937 se preocupan del costo de poner la iniciativa en ejecución mientras que otros se quejan de que sus metas son demasiado tímidas, y es más débil que las medidas adoptadas en otros estados.

            El nuevo mantra global de la eco-energía es “25 x 25,” significando 25% de energías de fuentes renovables antes del 2025.  De hecho, más de la mitad  estados-nación con requisitos renovables se propusieron alcanzar más que 15% propuesto en Kioto. 

            Las metas del cambio de energías apuntan a la reducción del dióxido de carbono en un 50% por debajo de los niveles de 1990 para el 2050, algo bastante razonable. No lo es la propuesta de Al Gore de una reducción del 90% para el 2050.

            El destete de los consumidores de combustibles fósiles va a ser muy resistido. Un estudio reciente de un instituto de investigación de energía eléctrica ha probado que reduciendo la emisión de gases invernadero de la industria de energía eléctrica a los niveles 1990 tomará hasta por lo menos el 2025,  aunque la producción por energía atómica fuese aumentada por cinco y la eólica y la solar fuesen duplicadas. 

            Estamos frente a desafíos únicos. Las sociedades consiguen más de dos tercios de su energía de represas hidroeléctricas, una fuente que no se incluye en las energías renovables aceptables enumeradas en la I-937. Los partidarios de la iniciativa dijeron que es porque están apuntando a un nuevo desarrollo de energía y no hay ya sitios para represas. La medida también excluye la energía atómica así como las plantas de carbón que prometen  un retén y disponen de tecnología para controlar las emisiones de dióxido de carbono (con algas).

            Los ecologistas están desbordados por las dificultades. No tienen alternativas claras y sólo están dispuestos a oponerse a todo.  Es verdad que tenemos que reducir radicalmente las emisiones de gases invernadero, pero simultáneamente tenemos que asegurar un suministro de energía confiable, vamos a tener que cambiar a la eficacia y la eficiencia de las energías limpias renovables más allá de lo requerido por la I-937 y el 25x25.

            ¿Estamos haciendo bastantes esfuerzos? Hemos comenzado solamente.

Difícil de aumentar los costos

            Las energías renovables romperán la economía global tal cual la conocemos hoy o se ahorrará dinero y se protegerá el medio ambiente. Ambos extremos dependen de a quién se le pregunte. Los ambientalistas adoradores de la I-937 ven un futuro en consonancia con el medio ambiente y la protección del planeta, libre de la contaminación del petróleo y del carbón.

            Por su parte los detractores de la I-937 ven un endeudamiento que llevaría al embotamiento económico mundial, y la actual crisis financiera por la burbuja inmobiliaria sería, según ellos, una sombra solamente.

            La verdad es que los costos a escala global exactos de la medida están lejos de ser conocidos, la primera meta para las energías renovables es  de más de cuatro años. 

            Hay quienes están convencidos que vamos a tener cuentas energéticas mucho más altas, que las energías renovables van a costar más y van a elevar las tarifas. Y es probablemente cierto que los costos energéticos renovables puedan ser más caros que los de la energía fósil. Pero lo que no se dice es que el petróleo no va a bajar, que tiene una tendencia alcista y que dicha tendencia sólo se va a ver acentuada en los próximos meses o años. Tampoco dicen que cuando el barril de petróleo llegue a los U$S200 (máximo para fines del 2009, a pesar o gracias a las estupideces del iraní y del venezolano)) las plantas de destilado van a cerrar y los únicos compradores serán las petroquímicas.

            Pero si se espera cinco minutos esos costos pueden cambiar.

            Los partidarios de las energías renovables esperan que los precios mejoren con la adopción del uso por parte de los estados y  las necesidades energéticas renovables nacionales, creando un mercado más fiable para los inversionistas y las nuevas compañías, aunque admiten que la demanda creciente también podría topear precios hacia arriba, por lo menos al principio.

            Las  exenciones impositivas pagan los costos de la fabricación de energía eólica y solar, también, a nivel global, se intenta exonerar de impuestos a las nuevas tecnologías tales como la del aprovechamiento de las mareas mediante turbinas o mediante flotadores y la geotérmica.

            Hace muchos años que se aprobaron las exenciones de impuestos para la compra y la instalación de equipos para fabricación de energía eólica y solar y hay programas adicionales para apoyar la inversión en energía renovable vegetal en países dónde se toman en serio el tema energético. 

            La ganancia inesperada más grande para las energías renovables podría ser la creación de un impuesto que penaliza la producción de gases invernadero. Muchos congresos nacionales están considerando un impuesto al carbón, que pondría un premio a la generación de energía  libre de contaminación y penaría a aquellos que usen los combustibles fósiles.

            Las utilidades para  la iniciativa de la producción de energías limpias una vez que pase 4% de su rédito anual en energías renovables, son ya ganancia pura.

Innovadores energéticos

            La búsqueda de nuevas fuentes de energía inspira comparaciones con algunos de los logros tecnológicos históricos más impactantes de la humanidad: el primer vuelo de los hermanos de Wright, el hombre en la luna, Internet. 

            En el curso de nuestra vida vamos a ver cosas que hoy son casi imposibles y que no las prevemos hoy. Cuando se ponen comisiones políticamente respaldadas para el estudio de las innovaciones inmediatamente aparecen las inversiones. Se puede poner como ejemplo que la empresa aeronáutica Boeing está empezando a invertir en tecnología para la producción de energías renovables.

            Las utilidades en el área de Puget están explorando ya una gama de opciones para la energía eólica. En el Támesis se han instalado turbinas parecidas a los molinos eólicos para aprovechar las importantísimas mareas que existen en el estuario de dicho río. La energía eléctrica de la ciudad de Seattle está producida por la transformación de energía geotérmica. La energía del viento en Puget está llevando a las compañías a aumentar los parques marinos de turbinas del viento y están considerando la biomasa de residuos domésticos como fuente de energía eléctrica.

            Parece que las micro-empresas tendrán un papel importantísimo a jugar, incluyendo el viento y las instalaciones solares en los hogares y los negocios que alimentan de energía a la red nacional. Los tambos y las plantas de tratamiento de aguas residuales regionales están en el juego con operaciones en escala reducida y que atrapan el metano para la producción de la electricidad.

            Los cambios importantes están en curso de realización. Requerirá experimentación y riesgo para aprovisionar de combustible la revolución exigida por las nuevas generaciones, en un planeta dónde los combustibles fósiles ya han hecho estragos ambientales, pero que aún estamos a tiempo de revertir la situación. Lo que parecía un sueño, una utopía en el año 2000 (precio del crudo Brent U$S 14), cuando comenzamos a hacer los primeros batches de biodiesel ya no lo es, el tiempo nos ha dado la razón.

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer. Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
Estadisticas Gratis