Año III - Nº 111 - Uruguay, 31 de diciembre del 2004

 

 

 

 

CONVENCION
TODOS LOS SECTORES DESTACARON LA UNIDAD Y EL ESPÍRITU RENOVADOR
Tras ser proclamado, Javier García lanzó bases del plan de gobierno para Montevideo

El diputado electo Javier García fue proclamado ayer como candidato único del Partido Nacional a la Intendencia de Montevideo. Un total de 205 de los 206 asistentes a la reunión de la convención departamental nacionalista confirmó el acuerdo de todos los sectores. El dirigente anunció una serie de medidas que piensa aplicar en caso de llegar a la administración municipal.

García, como representante de una "nueva generación" de dirigentes blancos y en demostración de la "unidad" partidaria destacada por todos los dirigentes, encabeza una nómina que tiene como suplentes a Gustavo Borsari (Herrerismo), Beatríz Argimón (Correntada Wilsonista), Alvaro Alonso (Desafío Nacional) y Sandra Etcheverry (Alianza Nacional), a la cual el propio presidente del Directorio, Jorge Larrañaga, definió como "un lujo".

La única expresión disonante con la elección de García como candidato único estuvo a cargo de una convencional que esperaba que el partido ofreciera "más de una candidatura", por lo cual votó por la negativa.

"No hay honor más grande que me haya hecho mi partido. Si hasta ahora tenía una deuda con el partido, ésta se hará ahora insaldable", sostuvo García en un mensaje de agradecimiento hacia la militancia.

Larrañaga llamó a la militancia a hacer "un enorme esfuerzo" para promover a García, a "militar en los barrios, a recorrerlos y a tener fe en que podemos cambiar Montevideo". "La lucha genera la chance y la chance está intacta", agregó.

Empleó el slogan de la campaña presidencial del Encuentro Progresista-Frente Amplio (EP-FA) en las elecciones nacionales en cuanto a la necesidad de apostar al cambio, para respaldar las posibilidades del candidato. "Cambiemos Montevideo con Javier García".

El líder nacionalista destacó que los blancos tienen resueltas las candidaturas en 17 departamentos, por lo cual subrayó la organicidad con que se mueven los blancos.

"Hay que hacer el esfuerzo, volver a entusiasmar a los jóvenes. El triunfo del partido en mayo, será el comienzo del esfuerzo para que el partido avizore la victoria de 2009", opinó Larrañaga.

UNIDAD Y PLANES. García dijo que "he sido hasta ahora y lo voy a seguir siendo un obrero de la unidad del Partido", y reiteró su compromiso por "liderar el cambio" en la capital del país. "Seré uno más entre ustedes", anunció a los convencionales.

Adelantó que convocará a "todos los montevideanos" en una eventual administración.

García sostuvo que el gobierno frenteamplista "se quedó" y anunció varias medidas que piensa llevar adelante en caso de ser el próximo intendente de Montevideo: por ejemplo, estimulará la inversión y los emprendimientos productivos con la condición de que generen empleos dignos y que cuiden el medio ambiente; dijo que desea cambiar la situación de inequidad entre los vecinos de una y otra zona; indicó que le pedirá al gobierno electo que no deje a Montevideo fuera del Plan de Emergencia; que se propone "bajar drásticamente" el costo político; crear la figura del defensor del vecino; rediseñar la descentralización; y bajar el déficit comunal, entre otras.

Antes de terminar su discurso, García invitó a los convencionales a acompañarlo a pie hasta el monumento al Gral. Aparicio Saravia a pocas cuadras de donde se hizo el acto de proclamación para rendirle un homenaje.

García mostró como todos los dirigentes que hablaronconfianza en sus fuerzas. "Sepan que los resultados se saben a la llegada, y no a la salida.", afirmó, en alusión al favoritismo que presenta la izquierda en Montevideo.