Año III - Nº 111 - Uruguay, 31 de diciembre del 2004

 

 

 

 

Viajamos en Auto Digital

El "Motorwagen" no inspiraba excesiva confianza a los alemanes más pudientes, así que Bertha Benz decidió predicar con el ejemplo y realizar ella misma, con dos de sus hijos, un viaje con ese coche, en Agosto de 1888 de 100 Km de distancia. Considerándose éste hecho como el punta pié inicial para el automóvil.

Ojeando desde los primeros pasos del Automóvil, hace más de 120 años en el pasado y su imparable avance desde aquellos tiempos hasta nuestros días, nos permite cerrar el año 2004, quizás apostados como en los principios, allá por el 1900, que fuera donde comenzara el gran desarrollo. Llegando a éstos tiempos donde ya casi nada nos sorprende, debido a la utilización de las nuevas tecnologías. Suponiendo que aún, estamos a mitad de camino, de lo que contendrá y será el auto del futuro.

Cada Compañía aumenta sus esfuerzos para brindar al mercado consumidor un último modelo fuera de serie.

El empeño en realizar los primeros vehículos, se transformó en las últimas décadas, en una magnífica carrera por ofrecer los más inverosímiles modelos, para todos los gustos y atendiendo las más diversas necesidades.

Finalizando éste año con ejemplos que atienden las circunstancias más exigentes y en las diversas superficies por donde se deberá transitar. La tecnología sube una cuesta interminable y podemos decir que nada ya la detiene. Podemos observar vehículos inteligentes, conducir con un asistente incorporado al mismo, que nos va indicando la mejor ruta, donde debemos doblar y en que dirección, sin distraernos del volante, una voz nos da las señales, sólo debemos decirle el punto exacto que queramos ir y a partir de ese instante, una pantalla nos comenzará a mostrar la ruta más corta, los problemas de estancamiento de tránsito, hasta esas calles cortadas por reparaciones de forma imprevista. Se le denomina de diversas maneras, pero es un Navegador Satelital, que cumple infinidad de funciones, a su vez el vehículo está moni toreado contra robos, o recibimos a través del sistema, todo tipo de información.En sí es una computadora alimentada con bases de datos y unida a un sistema de comunicaciones. 'Las bases de datos son mapas, cuyas características son especiales para que sean interpretados por un sistema operativo muy particular, y sus funcionalidad son muy semejantes a un ambiente gráfico como ''Windows'' en nuestra computadora.

Los Micro Ordenadores de diversas índoles se han incorporado desde hace muchos años, sin detener el avance y haciendo cada día más tecnificado el conducir. Uno de ellos puede detener el vehículo cuando la distancia con el coche que va delante no es la aconsejada.

Otros solucionan situaciones difíciles para el conductor, si se detiene el coche sin razón aparente, basta con oprimir un botón de emergencia ( del sistema 'OnStar') y en las bocinas del automóvil el conductor escuchará la voz de un asesor que pregunta el problema, para enviar a un mecánico.

La incorporación de aplicaciones y herramientas de las tecnologías de la información (TI) en los automóviles, ya no se restringe a las series de televisión o a las películas futuristas. El actual automóvil más que un medio de transporte, es un habitáculo móvil que ofrecen comodidad, seguridad, eficiencia, orientación y entretenimiento al manejar.

El dispositivo electrónico reconoce a través de la voz, dentro de una base de datos, los números telefónicos de los contactos del conductor, sin necesidad de llamar por teléfono para pedir auxilio.

Nuestra voz da órdenes al automóvil, '' Abra las puertas'' , - '' encender''- Música, Noticias, llamadas telefónicas, Mensajes,etc.

Los habitáculos ofrecen ''Flat Panel'' o sea pantallas delgadas para mirar televisión, que van aplicadas a los apoya cabezas de los asientos delanteros. La radio, que fuera incorporada en los automóviles por 1930, hoy es un MP3, con máxima calidad auditiva, programable, pantalla de televisión y hasta podemos seleccionar la lista de temas que deseamos escuchar en el viaje, intercalando emisoras en los tiempos de programas favoritos

La temperatura regulable del interior, para no pasar frío o calor, es un sistema que ya se utiliza desde varios años. Otra es también el sistema de frenado, ABS que normalmente lo traen todos los nuevos modelos.

Existe además la posibilidad, de hacer de nuestro auto, una de las más tecnificadas discotecas, dejando el Baúl donde poníamos equipaje, para instalar los mejores componentes de sonido.

De aquella primera rueda con una goma, adherida a un círculo de madera, pasamos a las llantas magníficas que soportan una cubierta, que no sobrepasa los 100 milímetros al ser inflada.
Los motores van desde alimentaciones como la nafta, el diesel, el gas, hasta el hidrógeno, pasando por los eléctricos y los Híbridos. Donde cada uno contempla las emanaciones menos perjudiciales para la atmósfera.

La estética es a elección, deportivos, prototipos, convencionales, de lujo y de súper lujo. Las compañías contemplan todas las franjas, desde los bi- plazas, hasta familiares para 10 personas, pudiendo además optar por 4 x 4 de lujo, de travesías, de caza y hasta anfibios que soportan el cruce de ríos o arroyos con agua casi cubriendo el parabrisas.
Hoy estamos informados de la historia, pero varados en 1900, ya que la ruta a seguir del desarrollo de la tecnología, en el ambiente automovilístico resulta imposible de imaginar, pero quizás éstas mismas tecnologías, nos muestren en el corto tiempo que vivamos, un pantallazo del futuro y poder mirarlo aún sin que aya sucedido.

El optimismo de que el 2005 sea un buen año para todos, no descarta la posibilidad, de que podamos ver el futuro.
Por ello, disfrutemos este fin del 2004 y dejemos que el 2005 tenga buenos ''asombros'' para la humanidad. Quizás al fin del 2005, ya no sea necesario rodar con cubiertas infladas, sino sobrevolar sobre colchones de aire. En las películas futuristas, tal cual platillos voladores, son los medios para movilizarse. La imaginación de Julio Verne, Leonardo da Vinci y tantos otros, nunca debería segar la nuestra. Lo cierto es que ya estamos viajando en el Auto Digital.

Desde él, nuestros fervientes deseos de un buen año para todos los lectores de nuestro Informe Uruguay.