Año III - Nº 111 - Uruguay, 31 de diciembre del 2004

 

 

 

 

Los números,
nosotros y los dias

Dr. Enrique Rimbaud

A veces, nos sorprenden las coincidencias, confluencias del tiempo y del destino conjugadas en un instante y reflejadas en un simple número, combinación de factores que nos atrapan y nos dejan pensando&

Por ejemplo, a mí siempre me han seguido de cerca dos números, el 22 y el 27&

Un 27 de Marzo, nació mi abuela, años después en la misma fecha, nació mi madre, y en una época indeterminada pero el mismo día, nació la vieja Juana que nos criara&

Un 27 de Marzo murió mi hijo&

Un 27 de Agosto me divorcie de Silvia&

Un 27 de Noviembre nació Veronica, la mujer de mi vida, y hace poco, nuestros dos gatitos chicos&

Un 22 de Abril ingrese en la docencia en la Universidad de la Republica, hace dos décadas& en mi vieja Facultad de Veterinaria&

Un 22 de Octubre nació mi hijo&

Un 22 de Diciembre me gradué como Doctor en Medicina Veterinaria&

Un 22 era mi número para todo en el curso en Israel&

Hoy es 22, y los recuerdos pasan, afloran, se sienten bajo la piel&

Dicen que el 22 me persigue porque al igual que 13 que es la fecha de mi cumpleaños, ambos suman 4, que es el loco, y hay quien dice que soy loco&

Por las dudas, con la Rubia, nos casamos un 29, para zafar de nuestros anteriores matrimonios (22 el mio y 27 el de ella&)

Pero& los 22 son dias de aquellos& todo el año y cada año&

Día de alegrías y sorpresas, de espíritu abierto a lo nuevo, a desafíos, a riesgos, la sensación de la ventura y la aventura&

Brindo por varios 22!!! Hoy y siempre&.