Miembro de apdu
   
Año IV - Nº 261
Uruguay,  23 de noviembre del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 

Buscar en el WWW Buscar en Informe Uruguay

1

ha

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
Raúl Seoane

Andá a cantarle a Gardel…
(que de paso era uruguayo)

por Raúl Seoane 
 
separador
 
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

            En términos muy corteses, pero firmes, nuestro gobierno rechazó la nota argentina de protesta por la autorización del inicio de operaciones de Botnia. En una carta de una página y media, firmada por el canciller Reinaldo Gagáno y dirigida a su par argentino, "Uruguay rebatió las interpretaciones formuladas por la cancillería argentina" y subrayó que "la habilitación de la planta fue una decisión soberana del Estado uruguayo", añadiendo que los dos fallos precedentes de la Corte de La Haya, que en primera instancia rechazó las medidas precautorias solicitadas por Buenos Aires para detener la construcción de la fábrica y luego el pedido de Montevideo para poner fin al bloqueo fronterizo que realizan activistas argentinos, no oponen reparos a la puesta en marcha de la planta.

            El orgullo herido de los delincuentes gualeguaychenses los lleva a la desesperación y ahora redoblan su apuesta y piensan pasar un domingo en las playas del balneario “Las Cañas” en Fray Bentos. El gobierno argentino, cómplice y financiando solapadamente el terrorismo ambiental, mira hacia otro lado dejando toda la responsabilidad al gobierno uruguayo, probablemente con la esperanza de que haya algún muerto para exhibir a la opinión internacional como falaz argumento del conflicto.

            Insisto en que esto no es un problema ambiental entre dos naciones. Es un problema económico/político. Francisco Faig, muy acertadamente, en un artículo publicado en esta misma edición, asegura que “las diferencias estratégicas pasan por una competencia aguda por la captación de inversiones internacionales”, y esto se refleja en el contexto empresario internacional.

            En el foro Latibex IX que se está llevando a cabo en Madrid, Antonio Brufau,  presidente de Repsol YPF aseguró que existen "determinados países latinoamericanos", que ven con dificultad los beneficios de las inversiones privadas.  "Hay determinados países a los que les cuesta percibir los beneficios que la inversión extranjera", añadiendo que "no podemos ser percibidos como empresas que sólo quieren ganar dinero, sino también como creadores de bienestar social".

Sanguinetti pide auditar monitoreo de Botnia
-300 El senador Julio María Sanguinetti llamó a que se realice un auditoría internacional permanente sobre los controles de la Dinama a Botnia y que sus resultados se publiciten. “Tenemos que fortalecer nuestra posición desde el punto de vista de la opinión, de la credibilidad, tanto en Uruguay como en Argentina, como ante la comunidad internacional”, señaló. “Eso no quiere decir que logremos el milagro de convencer al grupo de Gualeguaychú, nos vamos a morir todos oyéndolos protestar”, advirtió. El ex presidente también se refirió a los problemas de un Mercosur “desfalleciente” por la bipolaridad argentino-brasileña.

>>> Ver artículo en El Espectador

separador

            La inseguridad jurídica, el populismo del gobierno de turno, el incumplimiento de las leyes elementales, la corrupción enquistada en los funcionarios y en algunos sectores de la sociedad, son algunas de las causas por las que Argentina no recibe inversiones genuinas. El terrorismo ambiental generado por los piqueteros de Gualeguaychú añade un componente extra al problema y espanta las posibles inversiones, ya no en plantas de celulosa, sino de todo tipo.

            Si tanto las autoridades argentinas como las uruguayas no aceptan esto, va a ser imposible llegar a una solución que conforme a las dos partes, porque el problema se lo hace girar sobre el medio ambiente, cuando en realidad no lo es.

            Tan intransigente está la posición argentina que, a pesar de que puede perder toda posibilidad de control medioambiental de la planta si el juicio le sale desfavorable, no aceptó el monitoreo conjunto ofrecido repetidas veces por nuestro país, por lo tanto la DINAMA está realizando los controles medioambientales que fueron certificados como correctos por una consultora canadiense.

            La idea del ex-presidente Julio María Sanguinetti de dotar de mayor legitimidad dando participación a un organismo internacional reconocido o contratar a una empresa especializada del exterior, es algo muy necesario, porque el gobierno argentino ordenó a sus organismos de control hacer sus propios monitoreos, en la esperanza de encontrar alguna anomalía que pueda presentar en La Haya. Conociendo el paño y teniendo en cuenta todas las zancadillas que Argentina le puso a nuestro país, sería una prioridad tener un control de un organismo internacional de experiencia reconocida, con lo que poder hacer frente a los posibles controles desfavorables que puedan resultar del monitoreo argentino, ya que desde la propia provincia de Entre Ríos se continúa con la contaminación del río Uruguay y nadie nos garantiza que con la efervescencia ambientalista que existe entre los terroristas no se fragüen las pruebas. No olvidemos la lluvia ácida, la verde, las manchas en el río, los olores, los desmayos, las dificultades respiratorias y todas las mentiras a las que nos tienen acostumbrados. Tampoco debemos olvidar lo que dijo el Dr. Mario Félix en el reportaje de Víctor Hugo Morales: · He conversado con gente del INTI -no con Martínez- donde ha habido una cuestión como que el INTI no podía tomar una posición que estuviera en contra de lo que en algún momento fue la posición oficial".

            Pero tampoco se llegará a una solución mientras improvisados e ineptos cancilleres de ambos lados continúen aferrados a sus sillones, a pesar del próximo cambio presidencial en Argentina y a las continuas afirmaciones de Tabaré Vázquez de reemplazar a su canciller. Ni Jorge Taiana ni Reinaldo Gagáno tienen la capacidad necesaria, ni la intención, de buscar puntos de acuerdo para solucionar el diferendo.

            Uno puede defender a rajatabla las decisiones de su país cuando cree que las mismas son correctas, pero llega un momento que, ante tanta incapacidad operativa de nuestras autoridades nos sale desde adentro el grito de “Andá a cantarle a Gardel”.

           
Comentarios en este artículo
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer. Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
Estadisticas Gratis