Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 363 - Uruguay, 13 de noviembre del 2009   
 
 
 
 
historia paralela
 

Visión Marítima

 
Raúl Seoane

No se dieron cuenta
por Dr. Francisco Gallinal

 
separador
   
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         Las dos fórmulas que habrán de dirimir la elección nacional el próximo domingo 29, han tenido actitudes claramente diferenciadas y que contrastan fuertemente, en lo que refiere a su posicionamiento para ésta última etapa electoral. Y allí ha de encontrar el elector un elemento diferencial que bien puede resultar determinante para su pronunciamiento. Porque esa diferencia refiere a una actitud, una forma de ver la vida, una mirada hacia el futuro que a todos nos debe importar pensando en el Uruguay de los próximos cinco años.

         Así es claro y evidente que, desde la noche misma de la elección del 25 de octubre, Mujica y Astori han decidido convocar a los frenteamplistas, en cuyas banderas se han envuelto, para sumar esfuerzos y “pelear” – el entrecomillado lo usamos para dejar en claro que fue una expresión acuñada por ellos – contra los blancos y los colorados. Para ellos era fundamental ganar en primera vuelta para poder gobernar solamente con los suyos, y tras el fracaso en esa aspiración insisten en la confrontación como única forma de ganar la elección. De ganar ellos y por ende, de derrotar a los otros, al 52% restante que no los votó.

         Lacalle y Larrañaga por el contrario, decidieron dejar de ser los candidatos del Partido Nacional; o al menos, dejar de ser candidatos exclusivamente del Partido nacional para convertirse en los representantes de otros partidos y, muy especialmente, para colocarse por encima de los partidos. En una definición que está referida a la segunda vuelta electoral, por supuesto, pero muy especialmente a la posibilidad de ganar el gobierno y asumir desde el Poder Ejecutivo esa condición. La de gobernar a todos los uruguayos, para todos los uruguayos, dejando a un lado banderas políticas muy dignas, muy legítimas, pero que no pueden ser la que prevalezcan a la hora de darle rumbo al país.

         Tan cierta es ésta diferencia que el propio Mujica, tan pronto conoció la actitud de la fórmula Lacalle – Larrañaga, la cuestionó. Dijo que él le iba a hablar a los frenteamplistas – excluyendo obviamente al resto -, y que no aceptaba disfrazarse de otra cosa. Hasta puso como ejemplo a la Pepsi Cola es decir, reafirmó en todos los casos y muy especialmente para el caso de acceder a la presidencia, su condición de integrante del Frente Amplio. Y del MPP le agregamos nosotros.

         Eso no hace otra cosa que anunciar que gobierno y por consecuencia que país nos espera para el caso que gane el Frente Amplio. Nos espera un gobierno que se va a creer omnipotente, en el que se va a concentrar la totalidad del poder, con terreno libre para hacer y deshacer a su gusto, pero muy especialmente con una actitud y una deliberada intención divisionista, que buscará la confrontación como lo ha hecho esa fuerza política hasta hoy, y que se sentirá representante de quienes lo votaron, y solamente de quienes los votaron. Olvidando además que culminada la etapa electoral, hasta quienes no votaron por el elegido, comienzan a abrirle una carta de crédito esperando buenos resultados.

         Por algo las conferencias de prensa del Partido Nacional y del Colorado, la noche del 25 de octubre, se asemejaban a la de los triunfadores, las sonrisas estaban dibujadas en el rostro de todos los protagonistas, mientras que la conferencia del Frente Amplio parecía un velorio; todos de caras largas, insatisfechos porque no habían ganado de entrada, cuando se habían llevado un tesoro que la ceguera les impedía y les impide valorar: el 48 % de la gente les había otorgado su voto.

         No se dieron cuenta.

© Dr. Francisco Gallinal para Informe Uruguay

Comentarios en este artículo

» Arriba

separador

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor
y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis