Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 326 - Uruguay, 20 de febrero del 2009   
 

Visión Marítima

historia paralela

 
Gerardo Amarilla

La verdadera crisis
por Gerardo Amarilla

 
separador
   
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         Estamos viviendo una crisis, mucho más aguda y más grave que la crisis de las bolsas o las crisis económicas, que siempre estuvieron, pasaron, nos recuperamos y volvimos a caer.

         La crisis más profunda, progresiva y sostenida en la que estamos inmersos como sociedad es una crisis de valores.

         De esos valores en crisis, quiero referirme en esta instancia a uno de ellos: el respeto.

         El respeto: es la base en la que se asienta la ética y la moral en cualquier lugar y en cualquier época.

         Es un valor no negociable que comienza por el respeto que nos debemos a nosotros mismos como criaturas inteligentes, creados a la imagen y semejanza de Dios, tal vez – y sin tal vez – la computadora más perfecta que jamás pueda igualarse por creación del propio hombre.

         El respeto en Escuchar a los otros y no tratar de acallarlos con nuestra voz o censurarlos por otros medios.

         El respeto en el Trato hacia los demás, recuperar la cortesía, la educación, la amabilidad.

         El respeto en como juzgamos o calificamos a los demás, erradicar el desprecio y la discriminación en todas sus formas.

         Y la regla de oro: “tratar a los demás como nos gustaría ser tratados”

         El respeto por las normas, saber que las normas tienen un fundamento y una finalidad, que va más allá de lo que la norma dice. Enseñarle a nuestros jóvenes que el “no robar” es una norma que está en el Código Penal, pero que no sólo no se debe robar porque hay una norma que lo establece y una pena que se impone en el caso de incumplirla, sino porque está ética y moralmente mal apropiarse del esfuerzo de otra persona, es injusto y ese es el mismo fundamento que tiene en la ley y que tiene desde que se estableció en los diez mandamiento quedó establecido.

         El respeto por la ley y el respeto por la autoridad, que es la encargada de hacer cumplir la ley. Pero es como el respeto por uno mismo, si la autoridad no se gana el respeto y no respeta a los funcionarios ni a los ciudadanos, termina no siendo merecedora de ese respeto.

         El respeto tiene que ser recíproco, como el de padres e hijos, se le debe exigir a los ciudadanos pero primero debe reinar ese valor entre la autoridad.

         Debe haber un respeto de los gobernantes hacia los funcionarios, Cuando la propia Ministra del Interior le falta el respeto públicamente a los policías que cumplen con su deber, ella misma se coloca y coloca a la Institución en una posición frágil ante la ciudadanía.

         El Estado y los gobernantes deben hacer respetar la ley porque la ley es la norma que rige la sociedad para garantizar la buena convivencia, pero en primer lugar es el propio Estado y los gobernantes los que deben respetar esa ley. Nadie puede pedir respeto para algo que él mismo no respeta.

         El Estado debe además respetar al ciudadano como contribuyente, cuando se hacen gastos excesivos y se dilapidan fondos en viajes, y se pagan viáticos para andar de turistas por el mundo, es una falta de respeto para el ciudadano, para el vecino que paga con sacrificio sus impuestos.

         De temas como este, puede ser muy lindo hablar en tercera persona pero de nada vale si no asumimos como candidatos o futuros representantes, un compromiso de respeto,

         RESPETO por la seguridad pública: con el compromiso de trabajar para que haya más policía, mejor remunerada, mejor capacitada y que además las autoridades, Ministros y Jefes, tengan respeto por el policía que se juega la vida contra el crimen. También exigir respeto a la policía por el vecino que reclama, que denuncia, que es víctima de la delincuencia y que muchas veces no tiene la debida atención a sus reclamos.

         RESPETO por el trabajo, tenemos un gran carencia en nuestro departamento de fuentes de trabajo dignas, estables y bien remuneradas, Tenemos que rescatar ese otro valor del esfuerzo para que nuestros niños y jóvenes vean que vale la pena el esfuerzo, que trabajando podemos mantener a nuestra familia y progresar. Si nuestros hijos ven el justo fruto del esfuerzo, no hay mejor lección para que puedan ellos mismos puedan abrazar la cultura del trabajo.

         Para ello nuestro compromiso de luchar para conseguir fuentes de trabajo para Rivera, para nuestro departamento, inversiones que puedan instalarse aquí y darle fuente de trabajo y generación de riquezas para los riverenses.

         RESPETO por el ciudadano y por el votante. Con Lacalle y UNIDAD NACIONAL asumimos ese desafío de representar a la sociedad y conducirla por rumbos de seguridad y respeto, de los valores que debemos rescatar y consolidar para lograr una sociedad mejor.

Comentarios en este artículo

» Arriba


© Gerardo Amarilla
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis