Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 307 - Uruguay, 10 de octubre del 2008   
 

Visión Marítima

historia paralela

 
 
 
separador
Apuntes sobre Cuba
Cr. Ricardo Puglia
separador
El foul de pelotera y el muliñandupelicasca-ripluma
Norberto Garrone
separador
Que la inocencia te valga…
Raúl Seoane
separador
Los Pibes Chorros
Rodrigo Blás
separador
Una Internacional Democrática
R. Carmona-Borjasz
separador
Helena Arce ¿Quién defiende al consumidor?
Julio Dornel
separador
Durán Chuquimia Apenas un parche
Dr.Francisco Gallinal
separador
Durán Chuquimia Y de la grave y profunda crisis, ¿A dónde?
R. del Barco Carreras
 

 

Gobierno y oposición en el mejor de los mundos
por Juan Carlos Lynch

 
separador
 
mail
mail Contactos
pirnt Imprimir Artículo
 
 

Mientras la presidenta Cristina Kirchner festeja alegremente que el primer mundo se derrumbe como una burbuja y maltrata al gobierno de los Estados Unidos en plena reunión de las Naciones Unidas, la oposición no atina a ocupar el espacio vacío que se ha producido por la incapacidad y la arrogancia del gobierno que no entiende lo que esta pasando adentro y afuera del país.

         Sería reiterativo decir que el viaje de Cristina Fernández de Kirchner a los Estados Unidos ha sido una prueba mas de la petulancia de la pareja gobernante, por sobre las consideraciones políticas. Han perdido otra vez la oportunidad - como lo hacía su marido durante los años recientes de su gestión- de mostrarse cautos, creativos, realistas, capaces de proponer ideas o sumarse a las de quienes entienden que hay que solucionar esta crisis mundial por sobre las ideologías y los prejuicios. Han sido una vez más el motivo de atracción de las miradas incrédulas, sorprendidas y hasta burlonas de sus interlocutores del resto del mundo.

         No pudieron ser Lula -que una vez más adoptó una posición inteligente y realista- y tampoco se ocuparon de mostrarse en versión positiva, acercando propuestas, mostrándose como un país serio, exponiendo la visión de la Argentina sobre lo que amenaza en convertirse en una crisis económico-financiera mundial. Mas bien trataron de darles consejos para solucionar la crisis, en un tono impropio que, salvo cuando habla Chávez, no es habitual encontrar en los discursos de los Jefes de Estado.

         Han hecho leña del árbol caído, ignorando que estas actitudes en realidad se vuelven en contra porque los que son testigos de este espectáculo casi vulgar, tienen detrás de ellos a países que realmente gravitan en el mundo, son serios, cumplen sus compromisos internacionales, mantienen una línea de conducta despojada de slogans para el consumo interno de sus pueblos, respetan las reglas de juego de la sociedad, tienen claro a donde pertenecen a la hora de discutir los problemas internacionales que no son pocos ni fáciles de resolver.

         En realidad nuestros representantes juegan con los anuncios casi improvisados que solamente pueden impactar aquí en el país -en donde manejan una buena parte de la prensa venal- porque el resto de las naciones y los acreedores ya nos conocen y siguen sospechando de nuestras promesas generosas porque creen que son muy poco francas.

         Frente a esta realidad nos preguntamos: ¿dónde está la oposición, cuando nuestra presidenta acomete la incomprensible tarea de desafiar al país que con sus aciertos y sus errores lidera al mundo libre?

         Es evidente que no está tampoco a la altura de las circunstancias internacionales que preocupan al mundo. Mas bien se recluyen en la anécdota local y se concentran en los temas que aquí son motivo de discusión doméstica, pero que nada tienen que ver con lo que está ocurriendo en el mundo. Es sorprendente que ninguno se haya animado a señalar que darle consejos sobre la economía al gobierno estadounidense es casi ponerse en ridículo frente al resto del mundo, aunque los Kirchner esten convencidos de que ellos han encontrado la solución de los problemas que hoy amenazan a la mayoría de las naciones.

         El mismo pánico que atacó a la sociedad norteamericana parece haber atacado a la oposición política argentina. ¿Cómo es posible que nadie pueda hacer un análisis desprovisto de ideología, de resentimiento opositor, de egoísmo, de especulación electoral, frente a semejante crisis? Hasta ahora esto ha sido posible porque cada dirigente con reconocimiento público, ha esquivado una definición categórica sobre la crisis, pero también la mayoría han renunciado a decirle al país con claridad que lo que los Kirchner hicieron en los Estados Unidos no ha pasado de ser una muy pobre representación de sus condicionamientos mentales, para asumir de que lado están en estas circunstancias cruciales para el mundo.

         Por eso el año que viene esconde muchos interrogantes cuyas respuestas comprometen nuestro futuro. ¿ Hay tiempo para repensar cuales son los caminos que debemos encarar para enfrentar la crisis que inexorablemente nos va a afectar? ¿Seremos capaces de encontrar una forma de coincidir por encima de los condicionamientos partidarios? ¿Podremos hacer como Bush, Obama y MacCain, que ante la tormenta se juntan para dialogar y encontrar soluciones serias, al margen de las diferencias políticas?

         Estas y otras dudas nos asaltan. No será fácil enfrentar los problemas que se avecinan pero es obvio que hay que hacer el esfuerzo, que hay que deponer actitudes personalistas, que tenemos que superar los egoísmos del pasado, porque por sobre las apetencias naturales de los dirigentes deben estar los intereses del país. Por ahora el gobierno sigue envuelto en su soberbia y en su desenfado frente a los reclamos por la inoperancia, la intolerancia, el revanchismo y la corrupción sobre la que nadie hace nada. Y la oposición -obviamente con algunas excepciones- está concentrada en temas menores que no incluyen -aunque lo declamen- la falta de respeto a las instituciones, la persistencia de la pobreza y la indigencia, la ignorancia de la Constitución y de las leyes y al increíble desenfado con que los mas altos niveles del gobierno actúan frente a todos los argentinos.

» Arriba


Fuente: Respuestas Políticas
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis