Miembro de apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
logo
Año V Nro. 307 - Uruguay, 10 de octubre del 2008   
 

Visión Marítima

historia paralela

 
 
 
separador
Apuntes sobre Cuba
Cr. Ricardo Puglia
separador
El foul de pelotera y el muliñandupelicasca-ripluma
Norberto Garrone
separador
Que la inocencia te valga…
Raúl Seoane
separador
Los Pibes Chorros
Rodrigo Blás
separador
Una Internacional Democrática
R. Carmona-Borjasz
separador
Helena Arce ¿Quién defiende al consumidor?
Julio Dornel
separador
Durán Chuquimia Apenas un parche
Dr.Francisco Gallinal
separador
Durán Chuquimia Y de la grave y profunda crisis, ¿A dónde?
R. del Barco Carreras
 

 
Raúl Seoane

Crisis, dudas e histerismo
por Raúl Seoane

 
separador
 
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         Y la crisis mundial estalló. El mundo está convulsionado y la prensa lo acompaña. La televisión muestra a cada rato la subida y bajada de las principales bolsas del mundo y los analistas realizan los más diversos y enloquecidos análisis de cómo va a terminar todo esto.

         Los argentinos viven histéricos con la crisis financiera norteamericana, pero a ellos más les preocupa la caída de los commodities como la soja, el trigo, el girasol, la carne, aunque han perdido muchos mercados internacionales, no por culpa de la actual crisis, sino por la inoperancia de sus gobernantes.

         La izquierda se refriega las manos y vocifera alegremente que esto es la lógica y preanunciada caída del capitalismo y que de ahora en más habrá un nuevo orden económico, como si el socialismo fuera la panacea universal y la solución a todos los males. Otros le echan la culpa al libre mercado, y los más aseguran que la ineficiencia del gobierno de George Bush es la culpable por no haber ejercido los controles necesarios y los ajustes que el mercado necesitaba.

         Esto último es muy cierto, porque la burbuja inmobiliaria que estalló y precipitó la crisis financiera era conocida por las autoridades monetarias norteamericanas desde mucho tiempo atrás y, o no supieron como desinflarla gradualmente o, dentro de un extremismo libre mercantilista, pensaron que iba a acomodarse sin inconvenientes por la propia necesidad del mercado. Se equivocaron y les explotó directamente en la cara.

         La rápida expansión de la crisis no se debe exclusivamente al error de los norteamericanos. También los europeos tienen gran parte de la culpa. La misma burbuja inmobiliaria existe en España y todavía no explotó y los errores económico/financieros y la falta de una rápida y eficaz comunicación para informar a los mercados, produjo pequeñas corridas bancarias, pero sobre todo financieras, al entrar en pánico los ahorristas en todo el mundo.

         ¿Es solucionable?, sí, y probablemente en un plazo mucho más corto que el pronosticado, aunque las secuelas van a durar un tiempo mucho más largo, porque la crisis no está en las economías sino en las inversiones. A partir de esta crisis el crédito va a ser más restringido y los bancos van a usar lupas más grandes para observar a quienes piden préstamos. En otras palabras, va a existir una restricción bastante grande del crédito y en consecuencia de ellos el crecimiento de las empresas y por ende de los países va a caer en forma notoria.

         En mayor o menor medida, ningún país del mundo civilizado se va a salvar, y el Uruguay se encuentra entre ellos. En nuestro país el ministro Astori rápidamente salió a informar que habría problemas porque la economía está blindada y  las previsiones alcanzan hasta el 2011, ¿Y después?, porque habrá grandes dificultades para conseguir préstamos internacionales y los inversores van a pensarlo dos veces antes de comprar bonos de un país del tercer mundo. A su vez, ya existen grandes caídas en los precios de los commodities, como consecuencia de la venta de posiciones de operaciones a término realizadas por especuladores, tanto en petróleo, soja, maíz o trigo, lo que representará menos ingreso de divisas con el consiguiente menor cobro de impuestos.

         Probablemente también sintamos los coletazos de esta crisis en la cancelación de potenciales inversiones. ¿Se construirán las plantas de pulpa de celulosa que ya estaban programadas?, porque la necesidad de crédito para su construcción puede haber quedado restringida en esta crisis. ¿Llegarán todas las inversiones industriales prometidas?

         Lo más lógico, de acuerdo a lo comentado por un analista económico, sería la operación conjunta de países con un mismo denominador, en este caso el Mercosur, que generaran medidas en conjunto. Sin embargo esto no es así y cada uno ejecuta medidas económicas diferentes para evitar un crack, en razón de las diferentes formas económicas y financieras de los socios, lo que demuestra una vez más de que el Mercosur no es un sistema que sirva, sobre todo cuando se produce una crisis como la actual.

         En vista de la situación regional, con un Brasil devaluando en forma continua motivada por la gran salida de capitales especulativos, una Argentina que considera que está a salvo de los coletazos financieros cuando su sistema es el más débil de la región, el camino más seguro para que Uruguay pueda evitar grandes sustos durante el reacomodamiento de los mercados financieros mundiales, y sobre todo los regionales, es el ahorro. Recortar los gastos inútiles, las inversiones innecesarias, achicar el gasto público y el Estado. ¿Lo hará un gobierno desesperado por continuar en el poder cuando el próximo año hay elecciones presidenciales? La incógnita queda abierta, pero la inexperiencia y la prístina inocencia del partido gobernante nos generan grandes dudas.

» Arriba


© Raúl Seoane para Informe Uruguay
Comentarios en este artículo
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis