Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
No preguntes lo que tu país te puede dar, sino lo que tú puedes darle a él. 
Año V Nro. 399 - Uruguay, 16 de julio del 2010 
 
 
 
 
 
historia paralela

Visión Marítima

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Dr. Francisco Gallinal

Seguimos con el análisis
de octubre 2009

por Dr. Francisco Gallinal

 
separador
 
   
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
pirnt Imprimir Artículo

Compartir en Facebook
 
 
 
 
 

         La elección interna, entendida como la lucha dentro del Partido Nacional para ganar la mayoría, con o sin elecciones, siempre tuvo, para bien o para mal, un peso muy grande en nuestra colectividad. Ese peso hoy es considerablemente más importante a partir de la reforma de 1996, en la que se oficializó este tipo de instancia obligatoria en todos los partidos para elegir sus candidatos.

         Pero ningún partido dedica tanta energía, tanto trabajo, tanta motivación y tantos recursos económicos a la elección interna como el Partido Nacional. Que a la luz de los resultados, de las experiencias vividas ya en tres oportunidades, termina perjudicado en sus pretensiones electorales nacionales como consecuencia del tremendo desgaste que  sufre en las mismas.

         Más aún, si tuviéramos que hacer una gráfica del nivel de participación, de militancia y de visibilidad de sus dirigentes que abarque las tres elecciones, internas, nacionales y segunda vuelta electoral, la misma nos mostraría una curva descendente, lo que es muy grave. A medida que crece la importancia de lo que está en juego, disminuye el nivel de participación cuando debería ser exactamente al revés.

         Claro está que los Sectores partidarios contribuyeron para que esto sea así. Como consecuencia de la eliminación de los sub lemas a la diputación, se adoptó un carácter restrictivo en la presentación de listas al Senado y a la Cámara de Representantes, y eso conspiró contra el barrido, contra la militancia, contra la competencia positiva. Todo por una razón de egoísmo de los sectores que no querían perder bancas, olvidando que a mayor cantidad de listas – hasta un número razonable desde luego – mayores posibilidades de crecimiento. Ese error lo cometimos todos, y deberíamos revisarlo. Más aún si comparamos con la cantidad de listas que presentó quien ganó la elección.

         También el Partido desarrolló una estrategia que le quitó diversidad, presencia, y dinámica. Excepto en la interna donde se advirtió una visibilidad importante de dirigentes, a medida que se acercaba octubre y especialmente, noviembre, el Partido Nacional monopolizó la acción política discursiva, la presencia en los medios, la oratoria en los actos, exclusivamente en la fórmula.   

         En definitiva, primera conclusión: pocas listas a Diputados, muchas menos al Senado, y solamente la fórmula en la visibilidad de la gente, conspiraron contra una mejor performance electoral.

         Paralelamente, una vez más el resultado de las elecciones internas generaron una “ilusión óptica” para sus dirigentes. No se advirtió que el resultado de las elecciones internas no necesariamente se compadece con el posterior resultado de la elección nacional. Por el contrario, si vemos lo que ha sucedido en muchos casos se contradice.

         En las internas del 2004 el Partido Nacional votó muy bien respecto al Frente Amplio y luego en octubre perdió la elección nacional en primera vuelta. Y en las internas del 2009 ganó, obviamente en términos comparativos, y luego perdió en octubre – noviembre, y vio reducida su diferencia también respecto al Partido Colorado.

         Segunda conclusión: el desgaste que el Partido Nacional realiza en ocasión de las internas es desproporcionado respecto al beneficio que obtiene de las mismas, y debería ver como fortalecerse en estructura, estímulos y recursos económicos y humanos para octubre, sin prescindir claro de junio.

Compartir este artículo en Facebook

© Raúl Seoane para Informe Uruguay

Comentarios en este artículo

» Arriba

separador

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor
y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis