Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 326 - Uruguay, 20 de febrero del 2009   
 

Visión Marítima

historia paralela

 
Marcelo Ostriga Trigo

Otras crisis diplomática y ya van…
por Marcelo Ostria Trigo (Perfil)

 
separador
   
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         Como si no tuviéramos suficientes problemas con la crisis mundial que ya está asomando, arrecia el afán pendenciero del presidente que nuevamente se dedica a ofender, sin causa ni destino, a países amigos, creando incidentes que nos ubican al borde del ridículo.       

         Hace poco, el canciller Choquehuanca anunció que se ha resuelto normalizar las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos: se enviará un  embajador a Washington y se recibirá a un nuevo representante en La Paz. Así de simple, como si nada hubiera pasado, olvidando el acoso a la Embajada en La Paz, la expulsión de USAID del Chapare, la expulsión de la DEA y cientos de ataques del presidente Morales al gobierno norteamericano. Parece que hay mucho por aclarar y componer para crear un nuevo clima de confianza; la confianza que se perdió por los excesos y la verborrea en discursos en reuniones internacionales y en la campaña presidencial para la aprobación del proyecto “masista” de constitución.
           
         Ahora, nuevamente uno de los blancos de la agresiva acción internacional es el gobierno del Perú.

         Esto tiene una historia reciente de incidentes innecesarios y penosos, pues se trata de uno de los países al que más nos parecemos, y que, por la fuerza de la geografía y la historia, ambos estamos obligados a llevarnos bien.       

         Pero hay animadversión. El presidente de Venezuela, en su extraviado sueño bolivariano de extender su dominio “bolivariano”, apoyó abiertamente al candidato presidencial indigenista Ollanta Moisés Humala –tan parecido en orientación y estilo al presidente de Bolivia- que finalmente fue derrotado por Alan García. Así nació una pugna promovida por el seguidor de Chávez: el mandatario boliviano.

         Entre los antecedentes se recuerda la entrevista concedida por el presidente Alan García al comentarista Andrés Oppenheimer, en la que mencionó la instalación de unas doscientas “Casas del ALBA” en territorio peruano, para entrenamiento y propaganda revolucionaria de Hugo Chávez en la región andina. Según la revista “Caretas” estas casas, financiadas por Chávez, son para preparar la instalación en el Perú de un gobierno indigenista y cuentan con dinero venezolano para cubrir sus operaciones, proveniente de transferencias de Caracas al Perú, mediante cuentas en un banco de Bolivia [i]. 

         Las cosas no quedaron ahí. Los peruanos se preocuparon y resolvieron investigar la injerencia chavista con esas “Casas del Alba”. Y una comisión parlamentaria visitó Bolivia.

            El canciller convocó al embajador peruano en La Paz, para que “explique” la venida de los parlamentarios peruanos, y el presidente, con lo más amargo de su repertorio y sin dejar de lado a los Estados Unidos, su obsesión, expresó: “Yo también quisiera nombrar mis parlamentarios, investigar qué hace Usaid, cómo es la base militar norteamericana en Perú” (La Razón, 14.02.2009). El Canciller siguió: “no se puede hacer una investigación sin previo conocimiento de las autoridades” y su colega peruano reveló que la misión se reunió con autoridades bolivianas de forma pública;  “No le veo ninguna intromisión”, dijo. 

         También se renueva la tensión provocada por el gobierno del MAS con su insistencia en imponer sus puntos de vista en las negociaciones comerciales del bloque andino con la Unión Europea. Evo Morales viaja al viejo continente y se reunirá con el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, en momentos en que Perú, Colombia y Ecuador ya concluyeron la primera ronda para llegar a acuerdos comerciales bilaterales con la Unión Europea.

         Consecuente con su afirmación de que la Unión Europea quiere dividir y quebrar a la Comunidad Andina de Naciones, Evo Morales expresó con acento de queja: “Tengo mucho interés en que los presidentes europeos apuesten por la integración andina”. ¿Será que no le han contado que los europeos están en una avanzada fase de un exitoso proyecto integracionista? ¿No habrán advertido sus asesores que es necesario informarle que un proceso de integración serio se hace respetando los intereses de los otros, sin incordios políticos?

         Una política internacional con tropelías y yerros, no es de gobiernos responsables. Es la proyección hacia el exterior de la falta de sensatez en el accionar interno. Es la conducta de un régimen perdido en su sectarismo.

[i] Marcelo Ostria Trigo. “Las Casas del Alba”. Columna “Mi opinión”. 22 de marzo de 2008.

» Arriba


© Marcelo Ostria Trigo para Informe Uruguay
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis