" Haz de Internet una gran plataforma de comunicación, no la conviertas en una cloaca de maldad" preHacker.Hacker Digital.
Año II - Nº 55 - Uruguay, 5 de diciembre del 2003

Referendum de ANCAP - Informe Especial
La Legión Española en el Siglo XXI
Un poco de la otra cara
Sucedió en España
PERIODISMO Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago
Ojos Uruguayos en el Brasil
Horacio Arredondo "Este libro es para tí"
Desde Conchillas
Las dudas del gaucho Eleuterio
Hurgando en la Web
Asociación de Inmigrantes Uruguayos
El Marinero
El Interior También Existe
Rincón de Sentimientos
Olvidémonos de las Pálidas
Correo de Lectores
El Marinero
 
 
 
 
 

 

 

 

Quiero que sepas

Siguiendo con la publicación semanal de la historia de mis poemas hoy les contaré la de "Quiero que sepas"

Con Rosana decidimos que ella no trabajaría para poder cuidar y educar ella a nuestra hija Valentina y no una maestra de guardería. Sabiendo que le sacrificio sería muy grande, ya que un ingreso menos se sentiría mucho y más en estos momentos de plena crisis en el país. Pero pensamos valdría la pena el sacrificio ya que más valioso es que nuestra hija se críe al lado de su madre, como nos sucedió a nosotros, como la naturaleza lo dicta en todos los mamíferos, como ya no es en estas nuevas épocas en que las madres trabajan y los niños con apenas meses ya son dejados durante horas en las guarderías, con el lógico sufrimiento de las dos partes.
Todo esto me ha dejado ver y valorar como nunca antes lo había hecho la Sagrada Tarea de ser Madre, y es en estas líneas que le cuento a nuestra hija sobre esta tarea que su Madre desempeña con toda dulzura.

Quiero que sepas

Valentina, quiero que sepas algo sobre Mamá:
Quiero que sepas, que te deseó con tantas ganas,
que el día que se enteró que venías, sus ojos brillaron como nunca
Quiero que sepas, que durante el embarazo se preparó
leyendo libros y revistas para saber todo sobre tí
Quiero que sepas, que ideó tu cuarto
mejor que un decorador de interiores, porque puso mucho amor
Quiero que sepas, que soportó con valentía
los dolores de tu alumbramiento
Quiero que sepas, que con gran fortaleza te acuna
en las frías madrugadas cuando no puedes dormir
Quiero que sepas, que te amamanta cada vez,
disfrutando cada succión, sin importar la hora
Quiero que sepas, que confecciona tu ropita
con suma prolijidad para que te veas siempre impecable
Quiero que sepas, que es un placer ver como
sus manos bailan tejiéndote una prenda
Quiero que sepas, que se preocupa por los demás
sin pensar el sacrificio que tenga que hacer
Quiero que sepas, que no descansa hasta no
tener todo el hogar limpio y ordenado
Quiero que sepas, que todo lo que hace, lo hace
poniendo un gran amor hacia los dos
Quiero que sepas, que hoy cumplimos cinco
años y medio de casados y la amo igual ó más que antes
Y por último quiero que sepas
que tenés la MEJOR MAMA DEL MUNDO


Gustoso recibiré cualquier crítica, comentario ó sugerencia, de este, u otros de los poemas publicados en los informes números: 49, 50, 51, 52, 53 y 54.
Lo pueden hacer a
Hasta la próxima.
Saludos.
Jorge Arbuet