Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 333 - Uruguay, 10 de abril del 2009   
 

 
historia paralela
 

Visión Marítima

 
 

 
Nelson Maica C.

Falta 1
por Nelson Maica C. (Perfil)

 
separador
   
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         En el camino nada fácil emprendido por la resistencia y la oposición venezolana para cambiar este despótico y nefasto gobierno, a mi juicio, falta algo. ¿Qué falta? Veamos: 01. Se han descrito, en buenísimos y estupendos artículos, tanto lo malo como lo pésimo y facineroso y lo corrupto de este régimen; 02. Se han formulado proposiciones valiosísimas sobre las posibles rutas para salir de este despotismo; 03. Se ha resaltado el gravísimo y ultimo acontecimiento en contra del país, de su pueblo y de su futuro, protagonizado por este régimen, como ha sido la violación expresa y consciente de la constitución nacional y las leyes; 04. Se tienen notas bien cuidadas y testimonios públicos, exhibidos por los medios de comunicación, de la traición a la patria, a sus símbolos, doctrina y fundadores; 05. Se tiene presente, incluso, la sumisión del resto de quienes tenían la responsabilidad de mantener la independencia de las ramas del poder publico y no lo han hecho; y así sucesivamente, en todos los campos y aspectos del interés nacional e internacional. Eso esta a la vista de todos.

         La resistencia y la oposición se encuentran comprometidas con ese objetivo de cambiar este malísimo, despótico y corrupto gobierno y eso consume gran parte de su energía y atención. Pero creo que faltan, aunque se han hecho, pero les falta contundencia, dos cosas fundamentales: la acción, el ataque intenso, la movilización, la presencia en la calle, la propaganda, los mítines en todas partes, las reuniones, el activismo político las 24 horas del día, y el mensaje, la idea, la base, la sustentación de esas acciones y de esos ataques y, lógico, desmenuzar lo que justifica esa movilización, esa acción y ese propósito de cambio de gobierno.

         Observamos, de acuerdo a nuestra percepción, una oposición y resistencia siempre y continuamente a la defensiva, defendiéndose de los ataques despóticos e inhumanos del régimen. La acción del régimen en su empeño de liquidar totalmente la resistencia y la oposición y ésta defendiéndose a duras penas. Así lo observo. Ahí las persecuciones, juicios y sentencias contra opositores únicamente.

         La acción política de resistencia y oposición requiere, sin duda, de defensa pero también de ataque y consolidación de conquistas; requiere también de un doble ataque intenso, con acciones de grupos e ideas. Un combate, también, de ideas. Parece que la resistencia y la oposición se han demorado en unirse en torno a un objetivo común como es el de la vigencia de la democracia plural y la economía de libre mercado para todos y el combate ideológico en contra de lo a histórico del socialismo, comunismo, colectivismo primitivo, comunal, esclavista, hambreador, importado del castro comunismo hacia donde apunta el régimen. Hay lentitud. ¿Por qué? Van 10 años. Todavía no tenemos claro en la resistencia y oposición un proceso para organizar y conducir y sincronizar eficazmente un programa aunque parcial y/o de alguna de las organizaciones y/o líderes, a nivel nacional, dirigido a atacar de frente las ideas y acciones del presente régimen castro comunista.

         De allí la impaciencia y tal vez, la quiebra y/o desasosiego de algunos compatriotas, hasta el punto de señalar que la resistencia y oposición ayudan al régimen y/o no existen. Recordemos que tenemos una gran falla, como pueblo, de visión a largo plazo. Hemos sido corto placitas. Observadores internos y externos, como adherentes y oponentes, comienzan a expresar su preocupación por lo que han calificado de la inacción interna, la falta de unidad interna y las acciones crecientes del régimen incluso contra los derechos humanos de los ciudadanos.

         ¿Se está imponiendo por la fuerza y sin resistencia el castro comunismo en Venezuela? Esa es la pregunta que esta recorriendo el continente y más allá de los mares. Y el exterior en Latinoamérica esta respondiendo: no le invitaron a la reunión de los progresistas en Chile. ¿Qué respuestas tienen, entonces, unos ciudadanos que practicaron más de 40 años de democracia plural y mercado regulado, se preguntan? ¿Por qué no hay debate de ideas? ¿Dónde esta la acción de la “inteligencia” del país, pura declaración sin pueblo, sin ciudadanos, sin acción? ¿Cuáles han sido las convocatorias? ¿Por más ingresos? ¿Y las ideas como la libertad, la propiedad y los derechos fundamentales del ser humano?

         A estas alturas no tiene justificación alguna atribuirle la tardanza en la respuesta activa a la falla en ponerse de acuerdo en quien llevara la voz y a la peleadera por quien saldrá primero en televisión y radio y quien tendrá el mejor ángulo para la fotografía. Por favor, a estas alturas, en donde esta en juego la supervivencia de la democracia plural y el libre mercado y la vida de cada uno, tales querellas no tienen ni sentido ni cabida.

         Nadie, por los menos en el campo de la resistencia y de la oposición, quiere pensar que el retardo se debe a la incompetencia de los líderes y grupos que están al frente actualmente y al tiempo y falta de éxitos mayúsculos de los mismos. Eso lo dice el régimen y una parte de la oposición como una manera de descalificarlos y de que sus bases los cambien por estar “vencidos”, “pasivos” y “adocenados”. ¿Les falta entrenamiento? ¿No están suficientemente involucrados en el asunto? ¿Están “cansados”? ¿No están dispuestos a entregarse 24 horas al cometido? ¿No tienen una medida, nacional y global de cómo superar en iniciativas y participación al régimen? ¿Carecemos del personal adecuado? ¿Y para que están entonces las universidades y los profesionales? ¿Divergencias y/o coincidencias ideológicas, incluso, con el régimen? ¿No quieren repetir los sufrimientos semejantes a los vividos por los líderes de la “generación del 28”, por ejemplo? Tratemos de contestar. Seguimos en el próximo.

“Una revolución es el triunfo de los ambiciosos de abajo sobre los medrosos de arriba”, Santiago Rusiñol i Prats (1861-1931) Pintor y escritor español.

Caracas, Venezuela, 04/04/09

Comentarios en este artículo

» Arriba


© Nelson Maica C. para Informe Uruguay
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor
y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis