Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 343 - Uruguay, 19 de junio del 2009   
 
 
 
 
historia paralela
 

Visión Marítima

 

Las elecciones internas
por Oscar Almada

 
separador
   
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         Realízanse el 28 del corriente mes las elecciones internas de los distintos lemas, también llamadas “primarias” o “preliminares”, que determinarán el candidato único a la Presidencia de la República por cada uno de ellos, y la integración de las Convenciones de dichos partidos (que se forman con 500 miembros la Nacional y con (entre) 51 y 250 miembros las departamentales).  Producto de la última reforma constitucional incorporado al art. 77 en el numeral 12, estas elecciones cometen a los ciudadanos individuales adictos a cada lema la designación del candidato único, en un acontecimiento que se realiza el mismo día en forma simultánea para cada partido y con las garantías del voto secreto, por lo cual se supone que cada ciudadano elegirá dentro de su propio partido sin interferir en los demás, como es natural, bastando que esté inscripto en el Registro Cívico Nacional sin que se exija afiliación a los lemas.

         Son a nuestro juicio dos grandes avances: que haya un solo candidato por lema y que el mismo sea producto de una elección abierta a todos los ciudadanos y no reservada a los ámbitos recoletos de las dirigencias partidarias. En esta oportunidad, además, los tres partidos mayoritarios presentarán su múltiple opción, pues como se recuerda, en las elecciones anteriores del Frente Amplio ya tenía resuelto internamente el tema y acudió a las urnas en junio con el solo fin de cumplir las formas y para movilizar a sus militantes.  Solamente los partidos menores tienen ya decidido su candidato, pero igualmente deberán concurrir para elegir sus convenciones y para hacer acto de presencia y no quedar marginados en esta verdadera encuesta pública.

         Pues otro de los aspectos que caracterizan a este acontecimiento es el carácter de virtual encuesta, en este caso formal, auténtica y potencialmente universal, de apoyo para cada partido. Ya no será un muestreo, realizado por criterios selectivos y susceptibles de un margen de error, como son las encuestas que realizan las empresas privadas, sino algo exacto y que comprende a una buena parte de la ciudadanía, aunque el voto en esta oportunidad no es obligatorio.   De manera que aun los ciudadanos partidarios de los sectores menores, que como dijimos tienen un solo candidato y que por tanto podrían tentarse a votar sigilosamente en tiendas ajenas con motivos racionales o no,  deberán sufragar disciplinadamente dentro de las suyas, no sólo para integrar sus organismos internos de decisión, sino para que una vez efectuado el escrutinio, las mismas aparezcan con sus porcentajes reales de apoyo y no más menguados todavía. No hay que olvidarse que las encuestas no sólo informan, sino que aconsejan, inciden y conducen la decisión. El lema que desaparezca del mapa el 28 de junio, no va a existir ni en octubre ni en noviembre......de modo, Sr.Lector,  que aunque su partido esté con el 8, con el 2 o sin nada, igualmente Vd. debe ir a apoyarlo para que no perezca.    Desde luego, quedarán fuera muchos ciudadanos que por una razón u otra no concurran a sufragar, pues el voto en este caso no es obligatorio.  Pero las pujas internas son fuertes y apasionadas y no es fácil permanecer indiferente a ellas.

         En las disposiciones transitorias (letra W) la misma reforma reglamentó algunos aspectos de estas elecciones internas. Se establece que quedará nominado directamente como candidato único por el lema:  a) el pre candidato más votado que hubiera obtenido la mayoría absoluta de votos   o  b) el que habiendo superado el 40 % de los votos, hubiese aventajado al siguiente por no menos del 10 %.   ¿Qué pasa si no ocurre ninguna de estas dos cosas?  Pues entonces el colegio elector u órgano deliberativo (Convención) Nacional surgido de esta misma elección interna realizará la designación de candidato único en votación nominal y pública por mayoría absoluta de sus integrantes.    De acuerdo a los porcentajes mencionados, es obvio que no puede haber más de dos concursantes que llenen la condición b),y que por lo tanto y no siendo en el increíble caso de empate, el que obtenga mayoría en la segunda instancia la tendrá absoluta.  ¿Pero si empatan? ¿Eh?  ¿Jugamos de nuevo? 

         Otra cosa: la letra W menciona al candidato a vicepresidente pero no lo incluye en la elección del último domingo de junio, pues lo elige la Convención o los organismos partidarios competentes, según el numeral 12 del art.77, o sea, la Convención Nacional electa en aquella jornada.

         Los antecedentes en cuanto a la participación ciudadana en las elecciones internas, indican que su carácter NO obligatorio reduce bastante el porcentaje, con relación a las elecciones nacionales propiamente dichas. En la primera oportunidad, en el 99, se registró una asistencia del 54 %, y en la siguiente, del 2004, una asistencia aún menor, del 46 %.  Para este año, suponemos que ese porcentaje ha de aumentar, porque los dos partidos pre-indicados como favoritos tienen fuertes pujas internas por la candidatura: entre Mujica y Astori en el FA, y entre Lacalle y Larrañaga en el PN. En la oportunidad anterior el FA ya tenía el problema resuelto y por tanto, ni la propaganda fue grande ni el interés de los militantes muy intenso.  Por lo demás, aunque el P. Colorado parece increíblemente distante de la posibilidad de triunfo electoral, la presencia de tres sectores con sus pre-candidatos hace que estos comicios tengan cierto carácter de definición interna en materia de peso y preponderancia de las distintas líneas ahora que ni Sanguinetti ni Batlle van a tener una participación demasiado activa.

         Muchos comentarios circulan respecto de los resultados posibles, vinculados a las cifras de las encuestas. Estas últimas señalan una posición muy pareja entre los dos candidatos blancos con leve predominio de Lacalle, y bastante ventaja de Mujica con respecto a Astori. El último dato tiene muy preocupados a no pocos frentistas, que advierten en el líder del MPP algo así como la máquina que puede matar al inventor, una especie de monstruo de Frankenstein que puede destrozar al sector y que muestra, a pesar de sus muchos adherentes, una notoria incapacidad para el cargo. Este aspecto, a su vez, amenaza seriamente la conservación de los famosos votos “prestados”, de modo que el enfrentamiento directo entre el vencedor dentro del P. Nacional y Mujica estaría señaladamente inclinado a favor del primero. A su vez, Astori tiene fuertemente jaqueadas sus posibilidades al haberse creado entre el P. Comunista y el M.P.P. una asociación que además introdujo la tercera candidatura, la de Carámbula, con el solo y único fin de quitarle votos al ex ministro de Economía. Lo cierto es, sin embargo, que en las encuestas sigue ganando Mujica que representará la versión más totalitaria y peligrosa del contubernio.

         Ahora bien: todas las elucubraciones “relativas” y basadas en los posibles resultados de “los otros”, son erróneas, nocivas y potencialmente suicidas. Creemos que cada ciudadano debe concurrir y votar, sencilla y directamente, dentro del lema de su preferencia, al pre candidato que le parezca más apropiado y capaz para el gobierno del país. Esta premisa, que parece tan obvia, perogrullesca casi,  suele ser muchas veces desestimada por quienes votan a A pensando que competirá con B y que le puede ganar mejor que C, pero sin tener en cuenta que C es mejor que A. ¡Y así salen después las cosas!

         Por consiguiente, deseamos que se haga caso omiso de las encuestas, o que conociéndolas, pues es prácticamente inevitable, cada ciudadano vote con prescindencia de sus cifras y con la idea de que se trata exclusivamente de las elecciones de SU partido, porque al fin y al cabo de eso se trata literalmente: de las elecciones  exclusivas de cada sector para integrar sus organismos internos de decisión y para designar a su candidato único a la Presidencia, que recién en noviembre se cotejará con los demás. Será la mejor, la única forma, de que cada sector proceda con racionalidad en esta instancia tan importante de la vida del país,  preparatoria de aquéllas por las cuales se decidirá en el enfrentamiento entre dos concepciones opuestas, entre dos formas absolutamente contrarias de concebir la democracia y la sociedad, como serán los comicios legislativos de octubre y con toda seguridad los presidenciales de noviembre.

© Oscar Almada para Informe Uruguay

Comentarios en este artículo

» Arriba

separador
   

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor
y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis