Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 343 - Uruguay, 19 de junio del 2009   
 
 
 
 
historia paralela
 

Visión Marítima

 
Raúl Seoane

Apatía, presiones e inexperiencia
por Raúl Seoane

 
separador
   
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

“Muchos descubrieron que la realidad era bastante más dura de pelar que lo que habían pensado,…” José el Pepe Mujica.

         Gobernar un país no es fácil en razón de todas las variables que hay que tener en cuenta para hacerlo, tampoco es difícil si uno está preparado para hacerlo, y mi impresión es que el partido gobernante nunca estuvo preparado. Creyeron, por inexperiencia, que podían gobernar sin problemas, que sólo con la ideología y la decisión de las bases partidarias era suficiente para cambiar la realidad. Se equivocaron.

         Se equivocaron porque gobernar no es un problema de ideologías. Cuando Tabaré Vázquez era únicamente un precandidato buscó el apoyo del gobierno argentino que tenía una ideología similar a la frentista. Se equivocaron y los resultados están a la vista. Lo mismo sucedió con el acercamiento al gobierno populista de Hugo Chávez.

         Pero mucho más allá de las ideologías, este gobierno fue muy presionado por las propias bases frentistas, hoy copadas por el Partido Comunista y el MPP de Mujica y los tupamaros. Muchas de las decisiones tomadas por Tabaré Vázquez fueron el resultado de enormes presiones de sectores de su propio partido. Una de las primeras fue la negativa a firmar o avanzar en un TLC con los Estados Unidos, el intento de anular la Ley de Caducidad es otra, como así también la indemnización a las víctimas de la dictadura. También existieron otras presiones menores, pero las nombradas son las más conocidas y que de una u otra forma fueron dividiendo a la sociedad uruguaya y a descubrir la pobreza intelectual de determinados sectores frentistas.

         Hay que reconocer que tuvieron sus logros, pero más por la capacidad y tozudez de Tabaré Vázquez que por la decisión del propio partido, que siempre presionó para que el presidente dictara leyes que hubieran llevado al país hacia una izquierda que ya ha perimido, pero ya sea por muñeca, por poder o por la herencia recibida, Vázquez logró que Uruguay sea visto por el mundo como un oasis en América Latina. Con una visión pragmática el presidente logró navegar por las difíciles aguas que su propio partido le impuso. Este pragmatismo, es el que reivindica hoy el candidato frentista José el Pepe Mujica, buscando que los votantes lo asocien a Tabaré Vázquez, aunque su militancia tupamara y su asociación con el Partido Comunista Uruguayo funcionan como un lastre que hace muy difícil el creer que pueda ser un presidente pragmático.

         No por nada, el primer mandatario mantiene un 61 % de aprobación según un informe reciente de Equipos Mori, sin embargo uno de los principales defectos de este gobierno fue y es el de no actuar rápidamente ante signos de conflictos que empañaron su imagen durante todo el período. La salida de José Díaz del Ministerio del Interior debió realizarse mucho tiempo antes al igual que la de su sucesora Daisy Tourné. Ambos, en defensa de unos derechos humanos equivocados, desmerecieron a la fuerza policial que es la custodia de la seguridad ciudadana. La apertura de las puertas de las cárceles, realizada por Díaz, a los delincuentes comunes generó y continúa generando una escalada de la violencia delictiva en el país.

         Algo similar sucedió con el relevo de Azucena Berrutti del Ministerio de Defensa, que en lugar de buscar una relación estrecha con las Fuerzas Armadas a su cargo, generó roces y enfrentamientos intentando denigrar a los uniformados.

         El ex Ministro de Relaciones Exteriores, Reinaldo Gargano, fue un  caso muy especial, ya que a pesar de todo el daño que le generó al país con su morosa forma de abordar los temas relacionados a su cartera. El tema de la instalación de la papelera Botnia con el posterior enfrentamiento con la hermana República Argentina, que aún permanece vigente, fue tan mal manejado que el propio presidente argentino, Néstor Kirchner, solicitó no reunirse más con Gargano para continuar con una salida negociada al conflicto. La forma en que Gargano manejó el tema de los emigrantes uruguayos en España, no sólo perjudicó la posición uruguaya ante el gobierno español, sino que lesionó gravemente los derechos de los uruguayos en ese país.

         Es curioso que tanto José Díaz, como Azucena Berrutti, Reinaldo Gargano y Daisy Tourné, pertenecieran al Partido Socialista Uruguayo, el mismo partido al que pertenece el presidente de la Nación. Es algo así como si al ganar las elecciones el Frente Amplio hubiera repartido los Ministerios entre las diferentes corrientes que lo componen, correspondiéndole al PS determinados cargos, al PCU otros, y así sucesivamente.

         Por qué razón no se cambiaron los ministros en el momento en que podían hacer menos daño es algo que sólo el presidente de la República puede responder, pero lo cierto es que esta apatía en cambiar a los ministros problemáticos o ineptos ha desmerecido enormemente la gestión de un presidente que pudo haber pasado a la historia con una mejor imagen, y esos ministros mantenidos a pesar de sus falencias, son los que están haciendo caer a todo el partido en el descreimiento popular.

         La falta de experiencia, hasta cierto punto, puede ser justificable, pero las presiones y la apatía no. Un gobierno tiene que ser no sólo efectivo en sus decisiones, sino también rápido para realizar los cambios necesarios en su gabinete, máxime si tenemos en cuenta de que en todos va el prestigio de determinados sectores de la ciudadanía, los que fueron pospuestos en aras de un posible amiguismo ideológico con los interesados.

         Apatía, ceder a las presiones partidarias minoritarias e inexperiencia, fueron tres grandes defectos de este gobierno que dejará su lugar muy pronto a otro que esperemos sea más expedito en sus decisiones.

© Raúl Seoane para Informe Uruguay

Comentarios en este artículo

» Arriba

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor
y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis