Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 352 - Uruguay, 21 de agosto del 2009   
 
Informe Uruguay

 
 
Documento sin título
 
historia paralela
 

Visión Marítima

 
Raúl Seoane

Hipocresía
por Pedro A. Lemos

 
separador
   
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

Cuesta creer, pero es posible

         Existe según los datos proporcionados por las diferentes encuestadoras, un margen importante de uruguayos, que prefieren optar por la ubicación de los denominados indecisos. Sin dudar del profesionalismo de cada una de ellas, resulta extraño, que todas brindan porcentuales diferentes. No solo los indecisos son preocupación, sino también quienes por razones comprensibles, procuraron la alternancia en el Gobierno, ávidos por un cambio radical del Uruguay.

         Pasado cuatro años y medio, ese cambio no se produjo, no existe y hoy es el momento que cada votante tiene para repensar su voto, dirigirlo hacia la opción que realmente puede producirlo y acompañar decididamente el desarrollo del mismo.

‘’Triste Manipuleo’’

         Desde el Gobierno se habla, participando constantemente en la campaña a pesar de tenerlo expresamente vedado por la constitución de la República, de cambios, con una mentalidad absolutamente sectaria, improvisada, negligente, pretendiendo hacer creer a los uruguayos, que hicieron ‘’temblar las raíces de los árboles’’.

         Venían sí con la ‘’Motosierra’’ dispuestos a cortarlos y con la ‘’topadora’’ para erradicarlos de las praderas uruguayas.  Todos se hacían eco del mal de la forestación, las ONG ponían el grito en el cielo, hoy están cubiertos por un manto de silencio.

         Al encontrarse con una forestación demasiado tupida y con ingresos genuinos que enriquecieron los porcentuales económicos,  no pudieron tocarlos y hoy los acarician despilfarrando los recursos.

         Les produjo la mayor ruptura con un Gobierno vecino, que lleva más de mil días con Puentes cortados, no tuvieron capacidad para revertir la situación, por que prometieron la erradicación de las plantas de celulosas para obtener aliento y llegar al Gobierno, y tampoco cumplieron la promesa.

’ Nuevas Promesas’’

         Hoy de nuevo, la fórmula entrajada, sale a pedir el voto para continuar con la profundización de algo amorfo, incoherente y divisionista.

         Dicen y se contradicen, hablan de producir miles de puestos de trabajo y sólo han conseguido vigorizar la  burocracia hermanados  con Sindicatos ideológicamente afines, más empleos públicos y una lucha desangrante en la propia Intendencia de Montevideo con su Sindicato ADEOM, baluarte de su gran visión hace más de quince años. Si la Capital no ha logrado cambios importantes, promovidos por éstos visionarios, quien puede creer en cambios en los próximos cinco años de un eventual Gobierno de la fórmula Frentista.

         Impidieron el gran gol que hoy podrían exhibir, que hubiera sido la inserción del Uruguay en uno de los más importantes mercados del mundo. Tuvieron miedo de contagiarse con el crecimiento, les tembló la mano por la hermandad con los vecinos y amigos ideológicos, que los colman de promesas y les cortan los puentes, le venden barro por petróleo, les dan plazos para pagarlo y se los cobran más, observan con envidia a Chile y tratan de pegarse, pero no pueden despegarse de la caduca visión que los atrapó en 1960 cuando iluminados provocaron la decadencia del pensamiento, que hoy recoge los frutos en ‘’como te digo una cosa, te digo la otra’’.

         Reaccionan tarde hablando de generar trabajo, si ya no lo hicieron en el Gobierno de práctica, quien puede suponer que lo harán, si se les presta el voto, para un futuro Gobierno de Campeonato. Son como Poncio Pilatos, se lavan las manos por la fuga de cerebros, técnicos calificados, pasando la pelota a la herencia y no observan con generosidad la que van a dejar.

         Actuaron decididamente mal frente a graves problemas concretos. Lo que es peor, intentan por todas las vías de sumergir los aparatos productivos, ya sea mediante más recaudación para hacer política con los resultados, ya sea mostrándose como eruditos en materia de problemas climáticos, ya sea como soberbios frente a los problemas de corrupción que los tienen por los cuatro costados.

         Mal utilizaron una mayoría parlamentaria, que de haber actuado mancomunadamente con los demás actores políticos, les hubiera salvado el pellejo de la inoperancia.

         Quien puede jugarse a la visión de un ex guerrillero, que solo tuvo como afán desestabilizar y encumbrarse. Quien puede pensar que van a producir el cambio que los uruguayos exigen. El cambio de mentalidad moderno, agresivo y contundente, cuando despreciaron el conocimiento y la enseñanza de unos de los idiomas más expandidos, por ser proveniente de Países Imperialistas. Acaso no ven en Venezuela y su Presidente un pichón de imperialista, demagogo y despilfarrador de recursos, en pro de una revolución deprimente y alejada del  sentimiento más profundo de los pueblos modernos, la Libertad. Demagógicamente hablan de solidaridad con los pobres y los enfrentan a una clase media desbastada, que deberá ser el motor del desarrollo moderno de una País con las mejores posibilidades.

         Fomentan el odio existencial que se ha imbuido en sus mentes cuatro  décadas atrás con una lucha de clases, sin tener en cuenta el potencial que existe si se liman las asperezas para llevar un Proyecto País decididamente al despegue. Donde el pudiente genere riquezas  de trabajo y pague impuestos, contagiando la necesidad y haciendo crecer de forma permanente la necesidad de más y mejores trabajadores. Donde el pobre pueda proyectar ideas, realizar obras, generar programas, obtener capitales, correr sus propios riesgos y generar más y mejor trabajo, con el consiguiente empuje ascendente de los ingresos por la competencia.

         Exhiben con orgullo el único programa que los salva de la incompetencia, pero por otro lado sectorizan con otro la dependencia a un núcleo que intentan tener cautivo. Que harán los chicos ávidos de aprendizaje, si los maestros no están aún preparados masivamente para enseñar computación. Es más, cuantas frustraciones se van a generar si algunos podrán conectarse a internet y la mayoría no. Para ello promueven un Plan Cardales, pero solo quieren que algunos participan, cerrando a su vez la puerta al propio conocimiento que estarían generando.

         No es merito de Vázquez exclusivamente el Plan Ceibal, estaba sobre la mesa y cualquier Presidente con dos dedos de ambición, lo hubiera tomado, tanto es así que hoy son muchos los Países que se van integrando. Es la propia Globalización la que permitió que Uruguay lo tuviera, es la Globalización la que trae buenos y malos programas y proyectos. A el Plan Ceibal hay que seguirle arrimando leña por años, están preparados para ello o sólo pensaron en que con la PC se cerraba el circo.

         Esa globalización que intentan enfrentar desde trincheras resentidas, sin ambición y con el único desprendimiento, de que ya han doblado el codo de la vida. Dejando un nada para las futuras generaciones.

         Un nada que se palpa en las actuales generaciones de jóvenes, sin trabajo, sin estudios, sin preparación y con un resentimiento inculcado por las últimas cuatro décadas. Hoy con las mentes vacías, con las manos que solo pueden sostener un mate, con los sueños castrados, encuentran subsistencia por medio de sus progenitores, que tampoco supieron erradicar la  ilusión del asistencialismo, proveniente de éstos malos ejemplos como ciudadanos, que hoy pretenden ser los conductores de un País Moderno.

         Quien puede desperdiciar la oportunidad de hacer valer su conciencia, cuando se dice de volver en el 2010 a los campos para sembrarlos con bueyes.

         ¿Quiénes dejarán que le saquen el protagonismo de construir algo mejor? Sea  de la mano de la iniciativa privada, del conocimiento de los pocos que se esfuerzan, de las oportunidades que exigen sacrificio y riesgo, de las políticas que hay que generar en apoyo a las buenas ideas, sólo aquellos que no saben discernir criteriosamente, entre el conocimiento y los ‘’Payadores’’. Entre los equipos de Gobierno de personas capaces, inteligentes y motivadas, y los que ambicionan un Estado transformado en parcelas productivas, monopólicas y excluyentes de la propiedad privada. Un Gobierno que regale motos a los desposeídos, para no provocarles la fractura mental que significa no tener ambiciones.

         El Proyecto País no se juegan en las canchas de la ambigüedad, se genera en el conocimiento, la motivación, la enseñanza laica gratuita y obligatoria, generando medios para que el 70 % de los ‘’gurises’’ sepan idiomas, terminen carreras cortas, sean al menos Bachiller, manejen con habilidad las herramientas del conocimiento y generen más y mejores ideas de proyección futura. Cuesta creer pero es posible, así lo hicieron modelos en muchos Países, pero jugaron en una cancha de consenso nacional,  con fuerte liderazgo en la planificación de ideas y metas, nada se ve en la fórmula que haga suponer un horizonte de éste tipo.

         Este, se instrumenta en la justicia y no en que el mayor presupuesto vaya a las arcas de la burocracia. Con Maestros bien remunerados, motivados en transferir conocimiento y no embriagados por slogans vacíos y sin sustentación.

         Este, se solidifica con seguridad jurídica y no con patoterismo sindical, anti democrático y convertido en un pilar de la fuerza política, que hoy es Gobierno y mañana será oposición. Con delegados elegidos por sufragio y no por la prepotencia ideológica de una Partido Político fracasado en el Mundo, que arrastra a la decadencia a cada uno que pueda contaminar.

         Este, se construye con inclusión de toda la sociedad, donde la iniciativa privada reciba el brazo necesario, el apoyo de capitales, la tecnología renovadora y constante, la competencia leal y el esfuerzo conjunto.

         Este, debe construirse en cada barrio con seguridad y decencia, con justicia y motivación, con intercambio y relacionamiento, con prescindencia de opiniones ideológicas, con apoyo del conocimiento adquirido y con respecto por la ambición. Con la generación de espacios pulcros, para que quienes no tienen comodidades elementales instaladas en su casa, pueda utilizarla, así mismo los transeúntes. Extendiéndose a un lugar de deportes, una Policlínica con espacio para salones de estudios y con conexión a internet. Algo normal, en el mundo y con mucho sentido social.

         Nada de esto exhiben los programas de los ‘’entrajados’’ candidatos del Frente, la seguimos en una semana.

© Pedro A. Lemos para Informe Uruguay

Comentarios en este artículo

» Arriba

separador

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor
y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis