Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 333 - Uruguay, 10 de abril del 2009   
 

 
historia paralela
 

Visión Marítima

 
 

 
Marcelo Ostriga Trigo

Defenestración de los desaforados
por Marcelo Ostria Trigo (Perfil)

 
separador
   
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         En estos tres años, todos los ciudadanos –indígenas, blancos(?), mestizos, criollos e inmigrantes– vieron cómo se fue desnaturalizando el proceso iniciado en 1982 que debió perdurar para asegurar derechos fundamentales, como elegir gobernantes sin fraude ni engaño, ejercer el derecho a la libre expresión y al disenso y contar con instituciones judiciales encargadas de velar por la vida, la integridad, la honra y la propiedad de las personas. Sembrar frustraciones se paga y, a la larga, nadie se libra de responsabilidades, menos los ahora convencidos de que retendrán el poder y sus privilegios por la fuerza y para siempre.

         Estos, ensimismados, no advierten que los gobiernos siempre tienen un comienzo y un final, ni que las purgas son consubstanciales a los déspotas. Los dirigentes y militantes de una autocracia tienen el porvenir marcado: caerán y serán reemplazados por el tirano, y los reemplazantes, a su vez, también caerán, en un dramático “corsi e ricorsi”.

         Los encumbrados integrantes de la nomenklatura dominante también serán apartados, cediendo sus lugares a nuevos trepadores. En Venezuela como sucedió en Cuba, la revolución devora a sus propios hijos. Allá Camilo, el Che, Ochoa, Urrutia, Miró Cardona, Miguel A. Quevedo, quien se suicidó, y tantos otros. Aquí (en Venezuela) Olavarría, Maíz Vallenilla, Escarrá, los Comandantes y Pablo Medina... y los que faltan todavía”. (Valentín Arenas Amigo – Universidad Andrés Bello, Caracas).

         Los populistas, también caerán en desgracia por sus inocultables tropelías, como el encarcelado Santos Ramírez, otrora dicharachero, pendenciero y encumbrado populista, atrapado en un escándalo de corrupción.

          Los enemigos más encarnizados son los amigos de ayer. Los que se quedan en la nomenklatura son odiados y odian; acusan a los desplazados que “confiesan traiciones” para salvar su vida, o para no ser llevados a horrendas mazmorras. Además de los mencionados por Valentín Arenas, recientemente fueron purgados en Cuba el ex canciller, Felipe Pérez Roque, y el ex zar económico Carlos Lage. Desde hace tiempo se rumoreaba que ambos estaban entre los probables sucesores del presidente Raúl Castro”.  Su mentor, Fidel Castro, repudió a sus ex-protegidos que confesaron no se sabe qué culpas.

         Muchos masistas tendrán mal destino. Ya hay caídos, como un ex - general –César López– enfrentado a un ministro –Juan Ramón Quintana–; un curioso ex vocero presidencial –Alex Contreras– disimulando su frustración; un dirigente sindical minero –Filemón Escóbar– apartado por ser crítico de adentro; un ministro del agua –Abel Mamani–, al que tomaron fotografías comprometedoras y obligaron a renunciar, y al silencio... Otros se mimetizarán para escapar del largo brazo del Hermano Grande “orwelliano”. 

         Con el “proceso de cambio” hacia la dictadura, se agravarán suspicacias y desconfianzas y, entonces, se generalizará el espionaje con la pretensión de controlar las vidas de todos; se pondrá en constante alerta a contingentes de informantes, a los violentos movimientos sociales, a los grupos de choque y a los paramilitares "Ponchos rojos" dispuestos a desatar el terror. Un anticipo fue Pando, donde ahora todo se espía, todo se odia y todo se controla, desde el Palacio Quemado

         ¿El desastre final es inevitable? No, no lo es. Tarde o temprano el pueblo recuperará la democracia y acabará con el oprobio, los abusos, las restricciones a la libertad. Los desaforados, atrapados por la vergüenza, rumiarán sus tropelías.

         Hay ocasiones en que la violencia no alcanza para detener a un pueblo dispuesto a recuperar su libertad. Bolivia es más fuerte que sus desventuras y que las tropelías de algunos de sus hijos.

» Arriba


© Marcelo Ostria Trigo para Informe Uruguay
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor
y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis