Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 338 - Uruguay, 15 de mayo del 2009   
 
 
 
 
historia paralela
 

Visión Marítima

 
Julio Dornel

Don Horacio Arredondo
Su primer viaje a Rocha
por Julio Dornel

 
separador
   
mail
notas
Otros artículos de este autor
mail Contactos
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         Con motivo del homenaje realizado en el Fuerte de San Miguel por el Club Rotario Chuy Frontera, se han recuperado diversos documentos que pasaron a integrar el Memorial inaugurado en el Museo del Parque, para que las nuevas generaciones puedan valorar la obra realizada por don Horacio Arredondo en la década de 1930/40.

         En primer término es el propio Arredondo que describe magníficamente su primer contacto con el norte rochense al señalar que “cuando al correr del año 1917 llegué al lugar en automóvil después de dos días de viaje desde Montevideo circulando por caminos intransitables, recuerdo que el ferrocarril solo llegaba a Las Sierras junto a la barra del Solís Grande y la carretera al poblado El Mosquito hoy Francisco Soca  en jurisdicción de Canelones. De la Angostura hasta el más precario poblado de Gervasio   ( hoy La Coronilla) los campos estaban sin alambrar en su mayoría, y esa situación de campo abierto lo justificaba la aridez de la zona, plena de arena-voladora depositada por siglos por los vientos procedentes del océano  sobre un suelo más ingrato aún, de arcilla impermeable al agua y más ingrato aún para sostener pasturas consolidadas  por la humedad. Y es así que se me presentó a la vista, en medio de este panorama desolador, la pétrea silueta  de la construcción militar con sus muros de sillería  en perfecto estado, salvo detalles sin importancia mayor, con las construcciones interiores , en parte derruidas o  desaparecidas , con sus dos entradas sin portones, su plaza de armas  plena de arbustos nativos , a cuyo amparo y el de los cinco baluartes el ganado por las noches se recogía poniéndose al precario resguardo de los vientos  y de la lluvia que azotaba la región de vez en cuando. Este cuadro sombrío impresionaba y hablaba de manera elocuente del abandono de los hombres hacia esa reliquia histórica y arqueológica , y más desoladora impresión  se recibía al constatar que la vasta extensión de arena voladora que sin solución de continuidad  se extendía al noreste, este y sur llegando hasta los muros. También en cortina sureña que une los baluartes de San Martín y San Clemente subía hasta el plano de fuego de la muralla al punto que por ahí sin impedimento mayor  se podía ascender a caballo a la Plaza de Armas, puesto que el área interna estaba amenazada de ser sepultada por los médanos invasores. A la vista de este espectáculo- continua don Horacio-  se me ocurrió la triple idea de escribir su historia , de reconstruirla y de efectuar la consolidación de los médanos  fijándolos con plantaciones forestales apropiadas.   Y lo logré, al principio solo con mi ahincada propensión a las realizaciones, cuanto más  difíciles, más firmemente sostenidas y luego con la colaboración de tres compatriotas eminentes; Baltasar Brun, Alejandro Gallinal y Alfredo Baldomir que me apoyaron sin limitaciones de clase alguna, contrastando con la actitud de otros, desde luego en jerarquía moral y de las otras totalmente inferiores. Y es así que con ellos comparto la inmensa satisfacción  de haber entregado a la patria una obra integralmente realizada.  El Parque Nacional de San Miguel tuvo un origen distinto que he reseñado en otro libro citándolo con pormenores. Fue el deseo de reconstruir un fuerte casi totalmente derruido  por las raíces  de la arboleda autóctona  que sobre él emergió durante más de un siglo de abandono. También concebimos la idea de crear parques paisajistas y de conservar el panorama nativo, la fauna y especialmente la flora del país, por lo cual logramos que en 1936 se sancionara una ley que nos permitiera cristalizar con la colaboración de muchos mis ideales primitivos como había sucedido en Santa Teresa”.

» Arriba

separador
   
© Julio Dornel para Informe Uruguay

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor
y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis