" Haz de Internet una gran plataforma de comunicación, no la conviertas en una cloaca de maldad" preHacker.Hacker Digital.
Año II - Nº 69 - Uruguay, 12 de marzo del 2004

El horror me enmudece
De carne somos...
INFORME ESPECIAL: Ser de izquierda o de derecha
Ecos de la Semana
El Padre Bernasconi
Ojos uruguayos en Brasil
Laburar hasta reventar
Chairando Ideas
INFORME ESPECIAL: Venezuela
Sucedió en España
Hurgando en la web
IV Muestra de Cine y Video Uruguayos en Madrid
La Ue dice que el Mercosur es más "visión que realidad"
II Jornada de Historia del departamento de Colonia
Rincón de Sentimientos
El Interior también existe
Olvidémonos de las Pálidas
Las Locuras de El Marinero
Correo de Lectores

 
Laburar hasta reventar
por Alejo Rivas Devecchi
www.alejo.info

En los últimos días hemos asistido al triste espectáculo de los dirigentes de naciones supuestamente civilizadas diciéndole a la población que atraviesan el mejor momento económico de la historia y, acto seguido, exigiendo que no se retiren cuando lleguen a edad avanzada. Porque el estado no va a pagarles una mensualidad suficiente para que vivan dignamente. Evidentemente, estos gobiernos precisan ese dinero para solventar los macro sueldos de los políticos, sus permanentes viajes por el mundo acompañados de cientos de cortesanos y sus fastuosas cenas de gala. Y lo mas importante, pagar megafortunas para pelear las guerras del gran amo del norte.

El estado sugiere que los ancianos continúen trabajando para así poder complementar la miseria que les van a devolver de lo que esta gente depositó en su confianza durante todas sus vidas. Pero, como es ya tradicional, los gobiernos plantean los problemas, mas no las soluciones. Ninguno de estos políticos ha dicho en qué van a trabajar estos ancianos, en un mercado laboral que a los 35 ya te considera "demasiado mayor".

Los sudamericanos del sur, haciendo gala de nuestra vocación de servicio (por algo hace 500 años que los venimos manteniendo) salimos una vez mas al rescate, esta vez proponiendo una serie de ocupaciones especialmente diseñadas para aquellos que padecen las dolencias propias de la longevidad.

Agitadores de batidos. Ocupación especial para aquellos abuelos que padezcan del mal de Parkinson. Tiene, entre otras, la ventaja de poder realizarse sentado. La remuneración adecuada sería, a nuestro entender, el equivalente del consumo de energía eléctrica de una batidora de baja revolución; lo que evidentemente supera con creces lo que el estado tiene previsto como pensión para esta gente.

Postes multiuso. Las personas que sufran de parálisis total o parcial, serán especialmente adecuadas para el porte de banderas, pendones y otro tipo de símbolos. Los postes humanos aventajan a los inertes en que pueden orientarse automáticamente con respecto al viento, no precisan cables, y son fácilmente trasladables.

Balanceadores de cunas. Una actividad específica para los ya no retirados que tengan problemas de equilibrio. Alcanza con apoyarlos a un costado de la cuna y poner un resorte del otro. Serán particularmente apreciados los que simultáneamente padezcan de sordera, lo que les evitará ser perturbados por los alaridos de los lactantes.

Escritores de discursos para políticos. Trabajo ideal para los ancianos que carecen de memoria reciente. Esta cualidad los hará totalmente idóneos para redactar las alocuciones con que los políticos se dirigen a su electorado, repitiendo siempre la misma cantinela.

Vocalista rapero. Ocupación adecuada para las personas a quienes la edad les ha acarreado problemas de dicción, igual a los cantantes de rap de ahora ya no se les entiende nada.

Cabe aclarar que las tradicionales ocupaciones de los mas mayores; tales como ser los guardianes de la sabiduría de los pueblos, o la costumbre de contar historias a los nietos sobre tiempos y mundos que ellos nunca conocerán, queda totalmente eliminada. Los abuelos del mañana estarán muy ocupados en sus trabajos como para disponer de tiempo para atender a sus familias. Bienvenidos al futuro, donde ser abuelo está prohibido.