" Haz de Internet una gran plataforma de comunicación, no la conviertas en una cloaca de maldad" preHacker.Hacker Digital.
Año I - Nº 46 - Uruguay, 3 de octubre del 2003

Llega el Viara I a puerto australiano de Fremanttle
Ojos Uruguayos en el Brasil
Un domingo en la corte de Abderraman IIII
Conchillas
Sucedió en España
Crónicas de un cumpleaños muy regalado
Polémica en el Paraíso de los Lobos
Conflicto Arabe-Israelí
Uruguayos en crisis optan por negocios no tradicionales
Hurgando en la Web
Anécdotas Bancarias
Recuerdos del Ayer
Parelá pare la gente parelá
Temas de Inmigraciones
El Interior También Existe
Rincón de Sentimientos
Olvidémonos de las Pálidas
Correo de Lectores
El Marinero
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

CRONICA DE UN CUMPLEAÑOS MUY REGALADO
Por Beto Pignataro

La tarde del domingo se prestó por entero para ello. El sol brilló plenamente sobre la hora de la convocatoria, la temperatura fue muy agradable, muy primaveral, felizmente tampoco hubo viento.
Me resulta increíble cuando pienso que en la noche anterior estuvo lloviendo copiosamente.
Es indudable que el tiempo le regaló una tarde tan espectacular.

La gente concurrió masivamente. Desde temprano ya se los veía ir llegando, de a uno, otros en grupo; ellos eran amigos, familiares, vecinos, muchachos de la barra, etcétera. Algunos ya habían venido alguna vez, otros lo hacen siempre, para otros quizás era su primera vez. Unos querían rendir culto a su pasión, otros sólo participar y otros iban a apoyar al acompañante de la fiesta. Una inmensa mayoría se vistió con los atavíos correspondientes. Camisetas, gorros, bufandas y hasta banderas, todo sirvió para el agasajo. Entre cuarenta y cincuenta mil fueron los invitados que concurrieron. Todos tenían algo en común de una forma u otra, participar en el desarrollo de este tan peculiar aniversario. Por eso dieron su mayor esfuerzo en apoyar, no es para menos. No sólo porque muchos de ellos querían compartir ese acto. La idea era extraordinaria, quien iba a pensar que una fiesta de cumpleaños puede convertirse en una acción de apoyo a los más pobres.
Es que el cumpleañeros decidió que quería que la gente le regalase en ese día un alimento no perecedero. Pues con eso le iba a dar ayuda a los más necesitados por intermedio de los comedores municipales y del Instituto Nacional de Alimentación. Muchas fueron las bolsas con diversidad de productos que recibió de regalo.
Claro los que concurrieron se vieron agasajados con lo que más querían, una tarde donde los colores de su pasión demostraron su superioridad.
Luego los festejos se sucedieron con algunos momentos de nerviosismo, uno de ellos fue en el momento que le anularon el gol a Bizera, en otros momentos cuando no se lograba el objetivo y el otro cuando los invitados reclamaron por la presencia de Pablo.
Pero al fin vinieron los regalos que esperaba el festejante. Su plantel le obsequió con dos goles. El primero se lo obsequió su nuevo hijo, el de las declaraciones conflictivas, el paraguayo José Luis Chilavert, realizó una de sus virtuosas

interpretaciones, la primera vistiendo la casaca del aurinegro, ejecutó el penal que le cobraron a Hernández, hombre de la villa ibérica. Según dicen los expertos, ese penal fue un regalo del juez Falace pues ellos dicen que en realidad no lo fue ya que eso fue sólo un rebote accidental.
La fiesta prosiguió plena de entusiasmo aurinegro, Estoyanoff, Alvarez, Cebolla" Rodríguez y otros la amenizaron. Al promediar la segunda mitad de la fiesta, otros dos hijos le entregan otro regalo, pues Leguizamón convierte luego de que Cedrés le habilitase con uno de sus pases.
Para completar la gala, el maestro de ceremonias: Diego Aguirre, su DT, le dio el visto bueno para que el juvenil Ignacio Quirino realizara el debut en la misma.

Pero los festejos no sólo fueron en esa tarde dominical y con el triunfo ante Villa Española, los mismos ya se venían dando desde antes. En el día anterior su eterno rival, el tricolor, le obsequió dos valiosos puntos que dejó en la cancha, ya que no pudo superar a su contrincante ocasional, el Club Atlético Fénix. Dos puntos que lo mantienen aún más alejado de la punta del campeonato, es decir más lejos del sitial que viene ocupando el circunstancial homenajeado.

Pero no todo fue la felicidad que se ansiaba, ya que uno de

de sus hijos más queridos faltó a la cita. Pablo Bengoechea, Pablo el aclamado por la parcialidad había dicho que no iba a participar del ceremonial.
Al parecer se retiró de la concentración bastante molesto, es que el riverense está contrariado porque no se considera hombre para estar en le banco a la espera de los acontecimientos. A él le gusta estar en medio de la acción.

La decisión de Pablo de no jugar más sin duda que preocupó al del cumpleaños. Claro Pablo ya había anunciado antes que se quería ir, que si no lo había hecho es porque el aurinegro era su amor y sabía que lo precisaba.
Pero todos pensaban que lo haría yéndose por la puerta grande, es decir como campeón.
Sus hermanos de inmediato se pusieron en alerta, en especial su amigo Gabriel, todos fueron a hablar con él. Finalmente lo convencieron de volver aunque se haya perdido el festejo y seguramente el regalo de algún gol.

Finalmente el aurinegro, mostró que a pesar de estos ciento doce años, él se encuentra con la vitalidad de la juventud. Se ha recuperado de una fuerte crisis que lo amenazó con el hecho de tener que ceder ese lugar de privilegió. Sin embargo hoy Peñarol se mantiene primero en el campeonato y con claras posibilidades de obtener la copa.

Imprimir Artículo