" Haz de Internet una gran plataforma de comunicación, no la conviertas en una cloaca de maldad" preHacker.Hacker Digital.
Año II - Nº 58 - Uruguay, 26 de diciembre del 2003

Con amigos así quien necesita enemigos
Galicia ¿La otra puerta de Europa?
¿Por qué vinimos a Europa?
El tesoro de los Ventura
Unas fiestas diferentes
Preocupación en el colectivo inmigrante
El ejercicio de la democracia
Economía Conductista
Hurgando en la Web
Sucedió en España
Poesía
El Interior También Existe
Rincón de Sentimientos
Olvidémonos de las Pálidas
Correo de Lectores
El Marinero
 
 
 
 
 

 

PREOCUPACIÓN EN EL COLECTIVO INMIGRANTE

por Graciela Vera
Periodista independiente

Al mismo tiempo que entró en vigor la última y "dura" reforma de la Ley de Extranjería española, se hizo pública una encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de la que surge que el 40,6 por ciento de los españoles considera que ya hay demasiados inmigrantes latinoamericanos viviendo en su país, en tanto que el 44 por ciento dice que, aunque no demasiados, ya son bastantes.

Con la oposición de organizaciones no gubernamentales entró en vigencia este lunes la nueva reglamentación sobre extranjería que busca controlar la inmigración ilegal imponiendo fuertes sanciones a sus infractores.

Los opositores denuncian que la nueva Ley recorta aún más los derechos de los inmigrantes y fomenta la discriminación y la marginalidad.

Lo cierto es que a partir de esta semana y como forma de facilitar la inmigración legal, se puso en vigencia una visa de búsqueda de trabajo que se extiende solamente en los países de origen y otorga un plazo de tres meses para buscar empleo. Si al cabo de ese tiempo el emigrante no lo ha encontrado deberá regresar a su país ya que de lo contrario será retornado con la prohibición de trabajar en España durante dos años.

Dentro de las nuevas medidas que ya han comenzado a regir está la obligación para las compañías de transporte de facilitar al Ministerio de Interior español los datos de todos los viajeros que provengan de países que no pertenezcan a la UE y se podrá exigir a las aerolíneas el listado de los viajeros que no hayan utilizado su pasaje de retorno como también que garanticen el retorno de aquellos viajeros a los que se les haya denegado la entrada pudiendo, de negarse, ser sancionadas económicamente con multas que superan los 600 euros.

Este año Papá Noel no trae regalos sino preocupaciones a los miles de emigrantes que carecen de permisos de residencia y trabajo en España, más cuando a través de la encuesta del CIS han aflorado algunos sentimientos respecto a la emigración que se suman a otros (aún escasos) brotes de xenofobia.

Apenas un 6,4 por ciento de la población nativa considera que son pocos los latinoamericanos que viven en el país, y la mayoría de los encuestados ha calificado a los emigrantes provenientes de países americanos como menos pacíficos y democráticos que los europeos.

La inflexibilidad de la ley y la 'oportunidad' y resultado de la encuesta ponen de manifiesto que no será fácil para los emigrantes en general y para los latinoamericanos en particular ingresar o permanecer irregularmente en España.

Quienes ingresen ilícitamente en el país serán expulsados con prohibición de regresar en diez años.

Una de los artículos más cuestionados por los detractores de la Ley es el que permite a la policía controlar la migración accediendo al padrón municipal. Estar inscripto en éste es un requisito imprescindible para que un extranjero tenga derecho a la atención sanitaria y la educación pública.

En cuanto a reagrupación familiar se han cambiado también las reglas ya que como forma de evitar lo que se ha dado en llamar "reagrupación fraudulenta en cadena", es decir, que quienes se hayan reagrupado con familiares en España pidan a su vez la reagrupación de sus propios familiares, se exigirá en ese caso un permiso de residencia y contrato de trabajo.

No obstante que el secretario de Relaciones con las Cortes (Parlamento), Jorge Fernández Díez dijo recientemente que "los iberoamericanos se pueden integran con más facilidad que los nacionales de otros países con los que no tenemos los mismos vínculos de sangre, de religión, de cultura ni de idioma que tenemos con los países latinoamericanos, y es eso lo que los españoles recogen…", la encuesta del CIS dice que sólo el 4,2 por ciento de los españoles mantiene permanentemente amistad con iberoamericanos frente a un 3,1 por ciento que se relaciona habitualmente con ellos en el trabajo.

Un 64,5 por ciento de los encuestados ha dejado en claro que nunca ha mantenido amistad con ciudadanos latinoamericanos y un 73,8 por ciento que nunca se ha relacionado profesionalmente con estos migrantes en tanto que un poquito más, un 73,9 por ciento dice no haber tenido contactos vecinales con ellos.

Muy poco, prácticamente nada conoce el común de la población, sobre Uruguay; lo que más les ha llegado como información han sido los problemas políticos y económicos de Argentina (28,7 por ciento de los encuestados), las noticias relacionadas con Brasil (12,9 por ciento) y el conflicto de Colombia (8,9 por ciento).

Con gran diferencia, Argentina es el país de América que los españoles ven más cercano a ellos y sus ciudadanos son los que más simpatía despertaron entre los encuestados.

Sin embargo el personaje latinoamericano más nombrado fue el futbolista brasileño Ronaldo (44,6 por ciento) y los jefes de Estado más reconocidos, Fidel Castro de Cuba (42,2 por ciento) y Luis Inacio Lula da Silva de Brasil (34,3 por ciento) y los escritores latinoamericanos más conocidos resultaron ser el colombiano Gabriel García Márquez y el peruano Mario Vargas Llosa.

Almería, (el sur del norte) 24 diciembre 2003.