Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 324 - Uruguay, 06 de febrero del 2009   
 

Visión Marítima

historia paralela

 

¿Cuál victoria?
por Eduardo Campos V.(desde Oruro)
Gentileza de: Marcelo Ostria Trigo

 
separador
   
mail
mail Contactos
pirnt Imprimir Artículo
 
 

Después del domingo 25 de enero, ha quedado evidente que Bolivia, continúa enfrentada e inmovilizada

         Hablar de victorias luego de los resultados del pasado domingo 25 de enero, es francamente demagógico e irresponsable. Los datos (cuantitativos) señalan con la mayor crudeza que Bolivia no ha avanzado un milímetro desde hace algunos años. Estamos como el 2003 o el 2007. La ilusión que nos “vendieron” al intentar compatibilizar las constitución del MAS y los estatutos autonómicos de la “media luna” ha durado lo que aguanta la propaganda, un momento. Por el contrario, con nitidez la población boliviana, se ha manifestado enguerrillándose por una parte, detrás de la imagen emblemática de Evo Morales y por otra, expresando su rechazo a las pretensiones del gobierno de implementar su constitución discriminadora e indigenista. Entonces ¿de que victoria se puede hablar?

         Victoria sería si -tal como nos prometieron luego de ese acuerdo en el parlamento- la sociedad boliviana se hubiera pronunciado contundentemente aprobando ese texto “compatibilizado”. No fue así, por el contrario, media Bolivia el domingo 25 le dijo NO a la constitución del MAS y la otra media Bolivia - si bien le dijo SI - más que un si al nuevo texto, resulto siendo, un sí a la imagen emblemática del Presidente Morales. Eso en buenas cuentas, es continuar enfrentados, es continuar inmovilizados, es poner en riesgo la integridad del país y la viabilidad de la sociedad boliviana.

         En todo esto no debemos olvidar que nuestra situación -como país, como sociedad- no es de las mejores. Somos del club exclusivo de los 18 países más pobres del mundo y aparentemente no conmueve a nadie esa situación. ¿Como se puede explicar que se hagan tantos esfuerzos para seguir enfrentados y no hagamos mucho por superar nuestros principales problemas como la pobreza, la baja producción y productividad?

         Los resultados del domingo, además de hacernos ver que estamos “apoltronados” en un verdadero empate catastrófico, nos dan también otras luces. Por una parte, evidencian que el apoyo político de grandes sectores sociales, principalmente campesinos e indígenas de las áreas rurales hacia el Presidente Morales y su gobierno, es muy fuerte, pero sobre todo irreflexiva. Diríamos que esos votos, antes que aprobar un muevo texto constitucional, han ratificado su apoyo a Evo Morales. A lo que todavía representa para ellos la imagen de Evo Morales, a lo que todavía esperan de su gobierno.

         Todas las indagaciones que se han hecho respecto al conocimiento de la población respecto al nuevo texto constitucional, han concluido que no pasan del 20% el porcentaje de personas que conoce la nueva constitución. Entonces ¿como suponer que el voto por el sí, es un voto conciente de lo que representa el nuevo texto constitucional? Por el contrario, queda claro que se alcanzó el 60%, sobre la base de un despliegue inusitado de propaganda tergiversadora que el gobierno implementó, utilizando recursos públicos, equipos y bienes estatales y un ejército de funcionarios de las instituciones del estado. Es por ello que el “triunfo” corresponde a las áreas donde ejercieron una hegemonía en la difusión de propaganda y en las que, además desplegaron el famoso “voto comunitario” que -como lo han denunciado varios medios de difusión- se obligó a los pobladores a marcas por el si, a riesgo de ser castigados. ¿Que victoria puede ser esa, sobre la base de la prebenda y la imposición?

         Por el contrario, el voto por el no, se ha situado en las principales ciudades del país (incluida la ciudad de La Paz) donde la población ha tenido más acceso a información y la que de alguna manera, ha observado los debates que se han organizado para el efecto. Estamos hablando de una población que en términos generales, tiene mayor grado de instrucción y que -con seguridad- ha realizado una valoración de las ventajas o no de votar por una de las opciones. El voto por el no, también se ha situado en las regiones más prosperas y desarrolladas del país; estamos hablando de las áreas donde se generan los principales ingresos (por exportaciones, por impuestos, etc.); regiones éstas, donde con seguridad la población ha tenido la necesidad de análisis los alcances del nuevo texto.

         Esa es la situación que nos arrojan los resultados electorales del pasado 25 de enero. Bolivia como sociedad, no ha superado el empate catastrófico en el que nos han instalado los promotores de la desinstitucionalización y la desagregación social, que lamentablemente, están impidiendo que dediquemos todos nuestros esfuerzos a resolver los graves e irresueltos problemas que nos sitúan  en el subdesarrollo.

         Una sociedad democrática, con equidad y en la búsqueda del desarrollo, no se construye dividiéndola, enfrentándola, inmovilizándola. Bolivia, para salir del subdesarrollo, requiere además de referendos y elecciones, claridad en las ideas de los que la dirigen.

» Arriba


Publicado en la sección Opinión en "El Nacional" de Tarija, el martes 4 de febrero de 2009.
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis