" Haz de Internet una gran plataforma de comunicación, no la conviertas en una cloaca de maldad" preHacker.Hacker Digital.
Año II - Nº 69 - Uruguay, 12 de marzo del 2004
 
 
El horror me enmudece
De carne somos...
INFORME ESPECIAL: Ser de izquierda o de derecha
Ecos de la Semana
El Padre Bernasconi
Ojos uruguayos en Brasil
Laburar hasta reventar
Chairando Ideas
INFORME ESPECIAL: Venezuela
Sucedió en España
Hurgando en la web
IV Muestra de Cine y Video Uruguayos en Madrid
La Ue dice que el Mercosur es más "visión que realidad"
II Jornada de Historia del departamento de Colonia
Rincón de Sentimientos
El Interior también existe
Olvidémonos de las Pálidas
Las Locuras de El Marinero
Correo de Lectores

 

VENEZUELA: UNA PILLERÍA ENSANGRENTADA
Por Alberto Müller

(Publicado en el "Diario de las Américas" el 9 de marzo de 2004).

La sangre, lamentablemente, ha comenzado a correr en Venezuela y esto debe servir de profunda reflexión a todos los venezolanos y a toda la comunidad internacional, pues en la mente del autócrata teniente-coronel Hugo Chávez, el irrespeto por los derechos humanos puede resultar una imitación fotográfica del comportamiento criminal y salvaje, ya conocido, de su inseparable maestro Fidel Castro.
El fraude, que se pretende consumar en Venezuela sobre la tercera parte de las tres millones cuatrocientas mil firmas recogidas por la oposición pidiendo el referendo revocatorio contra el presidente Chávez, ha devenido en un escenario sangriento de muertos, heridos, intoxicados, detenidos y golpeados brutalmente.
Todo este cuadro desolador de golpear salvajemente y de asesinar a sangre fria a venezolanos oposicionistas indefensos, ha sido provocado cobardemente por la Guardia Nacional.
No hay otro culpable. Y esto ha generado ya una agitada polémica en el mismo corazón de las fuerzas armadas del pais, que aparenta reflejar una corriente crítica de signos esperanzadores.
A fin de cuentas, el chavismo, con el apoyo incondicional de Fidel Castro, intenta desesperadamente alejarse del reto electoral que desencadenaría el proceso revocatorio, pues sabe con certeza meridiana que lo tiene perdido de antemano.
Y de ahí surge el galimatías de los tres miembros chavistas del CNE (Consejo Nacional Electoral) para anular mas de un millón de firmas, aduciendo que las planillas no fueron llenadas por los firmantes.
Sencillamente habría que preguntar respetuosamente:
¿en qué país y en qué trámite específico, un documento oficial es llenado por el solicitante?
Generalmente, los documentos oficiales o litigantes son llenados por escribanos, por abogados, por intermediarios.
Lo que imprime validez a cualquier documento, no es quién llene la planilla solicitante, sino quien se identifique adecuadamente como el firmante, quien la firme en su registro correcto y quien la avale totalmente con su huella dígitopulgar correspondiente.

Y estos tres requisitos, de identificación, firma y huella, son los únicos requeridos por la
reglamentación electoral vigente en Venezuela, que fueron cumplidos estrictamente por los firmantes del revocatorio.
Lo demás, es absolutamente una pillería accesoria de los tres miembros del Consejo Nacional Electoral, simpatizantes del chavismo, para tratar de frenar el proceso revocatorio al presidente Chávez, que saben -por encuestas- irreversible, y lo que ha provocado las manifestaciones populares de protesta por toda Venezuela.
Las fotos de las mujeres, de los ancianos, de los estudiantes y de los hombres de a pie, golpeados cobardemente, y las fotos de los cadáveres tendidos en la calle por la acción criminal de la Guardia Nacional por orden directa de Hugo Chávez, son una fuerte denuncia que hablan por sí solas.
Un logro político de las manifestaciones y de las protestas, es que malograron el show propagandístico del presidente Chávez con su reunión del Grupo de Paises G-15 en Caracas, pues todos los mandatarios pudieron ser testigos de la ira popular, ante el fraude que intentan los rectores electorales del chavismo con su pillería de desconocer las firmas.
La presencia de los presidentes Lula de Brasil y Kirchner de Argentina, y la sugerencia que ambos le hicieran en privado al presidente Chávez, que debía respetar la voluntad popular y someterse al referendo fue una advertencia muy dura para el aspirante a seguir los dictados de Fidel Castro desde el Palacio de Miraflores.
Por otra parte, la oposición, a pesar de su justificada frustración, debe mantener la presión de protestas pacíficas en la calle, debe proseguir los consejos del "Grupo de Países Amigos del Secretario General de la OEA, de esta misma organización interamericana y del Centro Carter, en cuanto a tratar de exigir las garantías necesarias para reparar las firmas objetadas por la mayoría chavista del CNE.
La Coordinadora Democrática, organismo que dignamente aglutina a toda las fuerzas de la oposición y que ha demostrado una vocación y un liderazgo democrático sólido y colegiado, no puede caer en la trampa fatídica de la violencia.
Mientras los pillos, la Guardia Nacional y Hugo Chávez se manchan sus manos de sangre de ciudadanos venezolanos, violando los derechos humanos del pueblo, los venezolanos, deben agotar todas las instancias legales, limpias, transparentes y pacíficas, para imponer el poder soberano del voto.