Año II - Nº 79 - Uruguay, 21 de mayo del 2004
 
Sí, quiero
El hogar de una nueva familia
Educación Pública ¿Tolerancia y reflexión?
Nos contaron una historia de amor
Barbarie en la frontera
INFORME ESPECIAL: Buscando las causas en lugar de los efectos
ENTREVISTA: Gas Vehicular, tarifas, crisis social y financiera

Comenzó el invierno...

¿A dónde va tanta sangre derramada?
Sucedió en España
Y va otro... pero...
Rondan Martínez y "Artigas Compañero"
Un tiempo de hipócritas
Así somos
Hurgando en la web
La guerra del petróleo
Una introducción a la investigación de la Fé y la Religiosidad - Conclusiones
De Internet a Bruselas
Un policía rural del paraje Sarandí de los Amarales
Desde las cenizas...
Información Ciudadana
La Cocina Uruguaya
Rincón de Sentimientos
El Interior también existe
Olvidémonos de las Pálidas
Las Locuras de El Marinero
Correo de Lectores

 

Desde las cenizas
Escribe: Dr. Enrique Rimbaud

En el parrillero solo hay cenizas, las brasas hace rato se fundieron en el calor de Managua…. Unos chorizos que sobraron problematizan a Morgan que sacude la cola en espera de recibirlos como recompensa por algo que no ha hecho, y a mi mujer, quien les hace un lugar en la heladera…

Lo que hace un rato era un jolgorio de conversaciones, gente comiendo y tomando, opinando, de un animado grupo organizando un congreso centroamericano que comienza en unos dias, solo quedan vasos vacíos, platos yermos, y un raro decorado de servilletas arrugadas y migas…

La carne como siempre, voló…

La rubia puso el CD de Claudio, y en cada acorde Montevideo inflama las retinas, en cada frase nuestras raíces respiran, preñando de significado la esencia del alma…

No quiero entrar a la casa… cada tanto, una leve brisa acaricia la piel, tornando el ambiente delicioso…

La gata por si sola endereza para el cuarto, y nos mira desde la puerta preguntándonos que es lo que vamos a hacer, porque no vamos a acostarnos, y porque rayos no hemos prendido el aire acondicionado….

Me sirvo el roncito del estribo, mientras decido si me acuesto o no me acuesto… aunque ya la rubia comienza a

movilizarse, lo que solo significa que hay que acostarse o acostarse…

Por la noche, las hormigas van a tener un festín, y los perros sonpopos, especie de lagartijas caseras que comparten nuestra casa y los jardines, otro…

El tucán y la iguana ya duermen…solo faltamos nosotros… pero esta tan agradable aca afuera, sumado a la satisfacción de una reunión hermosa, llena de gente, de ganas, de alegría…

El ruido permanente de un pequeño motor perturba los sones de mi primo… la rubia ya prendió el aire, es un hecho…

Mañana será otro día, vamos a dormir entonces,

astima el hielo, que aun queda esperando ser usado…

Abrazos para todos

Enrique