Año II - Nº 86 - Uruguay, 09 de julio del 2004
  1 Campaa Mundial Seguridad en la Red
 
- Parece mentira
- Yo me peleo, tú te peleas, todos nos peleamos...
- Aguas Dulces (I)
- La nueva oportunidad
- Hay que eliminar las causas de la violencia
- La mentira, el miedo y el continuismo
- Ecos Políticos, Camino a la Elección Presidencial
- Viendo llover en Managua

- Solanum sisymbrifolium: la defensa indefendible

- Así Somos
- Anécdotas Bancarias: La protesta filial
- REGLAMENTO: Para viajar a Nicaragua
- Chairando Ideas
- Hurgando en la web
- Costalaro "Zapatero Profesional"
- Tolerancia ¿raciocinio o estupidéz?
- El fracaso de América Latina
- El ALCA comporta un programa de recolonización
- El Primer Festival Internacional de Cine de Punta del Este
- Bitácora Política
- Información Ciudadana
- La Cocina Uruguaya
- Rincón de Sentimientos
- El Interior también existe
- Olvidémonos de las Pálidas
- Las Locuras de El Marinero
- Correo de Lectores

1 Campaa Mundial Seguridad en la Red

 

“HAY QUE ELIMINAR LAS CAUSAS DE LA VIOLENCIA”

La reiteración de algunos episodios de extrema violencia involucrando a todos los extractos sociales viene preocupando seriamente a las autoridades de ambas poblaciones fronterizas, haciendo parte del diario vivir de la ciudadanía y denunciando un cambio violento en su comportamiento. Una encuesta realizada recientemente por un medio de comunicación local, señalaba que solamente el 18 % de los habitantes de Chuy- Chui se sienten seguros, señalando algunos cambios experimentados en el grupo familiar y asumiendo algunas actitudes de alerta como forma natural de protegerse contra los malhechores. Esta situación permite evaluar la gravedad que enfrenta la sociedad fronteriza para proteger la propiedad privada ante la violencia que en forma alarmante viene amenazando a esta ciudad y zonas adyacentes. Para el Dr. Carlos Rocha las causas de la violencia son muchas “ y aunque no nos gusta hablar de la situación económica, es evidente que ella está intrínseca en todo lo que son las manifestaciones personales determinando variaciones en la escala de valores lo que también repercute en las causas de violencia. También puede ser determinante la nueva organización social y las nuevas pautas que se están manejando y que dan origen a esta situación. Antes era la pareja, después fueron los hijos y después fueron los nietos los que fueron generando un número cada vez mayor de gente involucrada en la violencia.
 
Dr. Carlos Rocha :”Nuestras leyes son fundamentalmente represivas.”
Esto significa que existen múltiples causas que van generando esta situación. Pese a no tener una estadística donde basarnos, nuestro trabajo durante 13 años nos demuestra que la violencia ha ido creciendo y no solamente en la calle sino a nivel familiar, la que se genera desde una reunión bailable hasta una competencia deportiva o en el propio hogar. Queremos señalar-dijo el Dr. Rocha- que la violencia no está centralizada solamente entre los jóvenes, sino que se da en todas las edades y estratos sociales aunque se “vea” o se palpe más entre la juventud. Se están reclamando cambios fundamentales a nivel de la educación, los que se tienen que dar en la sociedad puesto que la familia es la base fundamental por ser el primer ambiente en la educación del niño. Debemos tener en cuenta que nuestras leyes son básicamente represivas, esto quiere decir que esperamos que se registre la violencia y luego la reprimimos. Debemos crear las condiciones sociales, culturales y económicas para impedir que se registre la violencia, porque las leyes de por si no van terminar con la violencia, aunque pueden crear las condiciones para que se impida su generalización. Hay que eliminar las causas que generan la violencia, todos sabemos que las cárceles no son para reeducar al individuo, por lo tanto creando penas más severas tampoco lograremos los objetivos finales.” Por su parte el Dr. Carlos Aristimuño al analizar el tema y las posibles causas hizo hincapié en la estructuración de la familia, la crisis económica, el aumento de las desigualdades el alcohol y las drogas como factores determinantes de la situación. “La violencia está centralizada fundamentalmente entre los jóvenes por lo cuál se deben implementar medidas a nivel familiar, en las escuelas y liceos, teniendo en cuenta que lo más importante es la prevención, al mantener en actividad a la población, brindando fuentes de trabajo mientras que las leyes servirían como marco regulatorio que puede ser perfectible. En la actualidad la justicia no cuenta con las condiciones de trabajo adecuadas a la época en que vivimos.” Es evidente –dijo el Dr. Aristimuño- que los jóvenes son cada vez más responsables, por lo cuál se podría bajar la edad de imputabilidad, pero teniendo en cuenta que no sólo con represión se puede combatir la violencia que es algo natural del ser vivo.” Como podemos observar se trata de un tema muy delicado y con distintos matices que debe ser encarado desde una óptica muy amplia, reconociendo en primer término que no se trata de un problema aislado sino que forma parte de un sistema social y cultural que de alguna manera va creando raíces en el seno familiar. Los profesionales del área son coincidentes en señalar que el tema debe ser encarado desde una óptica interdisciplinaria donde la psicología tiene mucho que ver, puesto que los comportamientos humanos y las reacciones de las personas pueden otorgar una visión más global de un problema muy complejo que suele desbordar cualquier disciplina.