" Haz de Internet una gran plataforma de comunicación, no la conviertas en una cloaca de maldad" preHacker.Hacker Digital.
Año II - Nº 74 - Uruguay, 16 de Abril del 2004
Correos Recibidos
El huevo de la serpiente
Comentando sobre lo expuesto por "Euromoney"
Novillos del Uruguay a la Isla Martín García
Sobrevolando la realidad
Camino de los Indios
Largaron!!!!! Sujétense!!!!!
Ojos uruguayos en Brasil
Detectores de terremotos

Anécdotas Bancarias: Coincidencia

Sucedió en España
Durazno apuesta al retorno de los uruguayos
Intendencia aprueba proyecto del Rotary Club
Así Somos
Hurgando en la web
Globalilzación
Globalización: identidad e integración
Celia Cuesta Rosales expone en la sala CentrA Almería
Chairando Ideas
Ecos de la Semana
Una introducción a la investigación de la Fé y la Religiosidad
Ahora sí, se acabaron las excusas, a trabajar
Un dilema permanente
Más que un abismo
La Cocina Uruguaya
Rincón de Sentimientos
El Interior también existe
Olvidémonos de las Pálidas
Las Locuras de El Marinero
Correo de Lectores

 

Estimados amigos
Ante todo felicitaciones por el newsletter, siempre lo espero y los días viernes es lo primero que abro, es muy bueno el nivel.
Pero bueno, una de cal ..y otra de arena...
Me resultó espeluznante el relato del Dr. Rimbaud de la matanza del cordero, no entiendo cual fue su intención en relatar semejante dislate, y lo peor.... cuando dice que lo hizo delante de niños que hacia días se habían encariñado con el corderito !!!!??????
Que es esto???? relatar con tamaño desenfado como se hirió la sensibilidad de los niños??? donde estamos??? procediendo matar al animal frente a ellos y todavía decirlo en tono de broma !!!!????
Sorry amigos, me parece que se ha ido demasiado lejos...
Esta en ustedes el permitir que estos relatos, que deberían ser confesados con vergüenza, sean avalados por publicaciones como la que dirigen
Saludos
Adela Irarzábal

Dias atras se publico un articulo a favor de la FE, el cual quiero refutar plenamente.
La FE a que hace mencion el autor, es la que ha permitido sojuzgar al Ser Humano desde sus albores, no es nada que haya surgido recientemente, como señala.
Esa FE es la que permitió en su nombre, la infame destgruccion de todo el conocimiento del mundo antiguo en la Biblioteca de Alejandria, la que condeno a la hoguera a millares de personas por "herejia" o sea, pensar diferente, la que aun hoy en dia mata multitudes en actos terroristas sin precedentes.
¿Es buena la FE? Por lo que muestra la historia solo ha servido para negar el conocimiento cientifico en su nombre, tratando de condenar al hombre a la ignorancia oscurantista.
La IGLESIA SATANICA DEL SUR dice un rotundo: NO A LA FE!!! SI A LA RAZON Y AL GOCE DE LOS SENTIDOS!!!
Pueden visitarnos en: http://satansur.ath.cx donde serán bienvenidos todos los que quieran conocer el camino de la superacion y la sabiduria.
Rev. Andrex Cat - Durazno/Uruguay

FLASHESCulturales invita a sus colaboradores, suscriptores, corresponsales y amigos

Nuevo SEMINARIO 16 y 17 de ABRIL

MARXISMO: DOCTRINA y PRAXIS. ANÁLISIS CRÍTICO. REFUTACIÓN
Módulos: PERSONA – SOCIEDAD – ESTADO – GOBIERNO – DEMOCRACIA

Énfasis: Legitimidad de derechos individuales, anteriores y superiores al Estado Utilización por parte del marxismo de las libertades que ofrece el sistema democrático con el fin de destruir el propio sistema.

*******************

En medio de la confusión reinante, obrando como siempre al servicio de la opinión pública, por la causa de la Educación y la Cultura, FLASHESCulturales procura esclarecer y defender los principios básicos de la Civilización Occidental frente a la agresión psicopolítica del marxismo.
Quienes deseen recibir el programa y los impresos que se utilizan para los diversos temas del Seminario, pueden comunicarse por e mail: [email protected] o mediante los tel/faxes 481 0694 o 480 2191

*******************

Homenaje a la Memoria del Prof. ARMANDO ACOSTA Y LARA DÍAZ
y, en él, a todos los CAÍDOS, VÍCTIMAS de la SUBVERSIÓN MARXILENINISTA

Montevideo, 14 de abril de 2004.
FC-1141/04
Sra. Directora del Liceo Nº26 "Prof. Armando Acosta y Lara Díaz"
Prof. Luján RAMOS
Presente
En la mañana de un día como el de hoy, pero de abril de 1972, cayó cruelmente asesinado el Prof. Armando ACOSTA Y LARA, cuyo digno nombre le da denominación a nuestro Liceo. Esa fecha nefasta estigmatizó al Uruguay entero por ese y otros cobardes homicidios cometidos por la organización guerrillera que sembró terror y muerte en Uruguay: asesinatos, secuestros, robos, atentados, signaron los años previos a 1973 durante los cuales el régimen democrático fue violentamente atacado, las instituciones fueron infiltradas, corroídas, desbordadas.
Usted sabe -porque lo expresé en ocasiones anteriores- que los vínculos que me unen estrechamente a nuestro Liceo son varios y no sólo funcionales y racionales sino también afectivos, simbólicos e históricos. A mis años de práctica docente cursados en este Liceo y al ejercicio de la docencia directa desde hace muchos años, se agrega -como motivo principal- el propio nombre que tiene -con toda justicia- nuestra casa de estudios. Este hecho invocado me incentiva de modo especial y termina actuando como fuerza propulsora para querer colaborar con el Liceo en el entendido que así estamos tributando homenaje a la memoria de quien le da nombre y que fuera docente ejemplar e ilustre hombre público, que culminó su fecunda trayectoria como Director General de Secundaria después de haber resultado electo para ocupar el cargo de consejero de Secundaria al ser postulado por una lista de profesores.
Estoy utilizando el plural porque esa voluntad de colaborar la comparto con colegas que integran la familia de almas de "FLASHESCulturales" en calidad de suscriptores o corresponsales y que ya han volcado su esfuerzo para contribuir con el Liceo en diversas oportunidades.
Precisamente hoy, quiero renovar este propósito de colaboración y ofrecerle para el Liceo lo que entienda necesario.
Estaremos así cumpliendo con nuestro deseo de honrar y desagraviar la memoria del Prof. Acosta y Lara que, fiel a su vocación docente, supo educar hasta en el instante de morir porque al caer acribillado, entregó -con su propia vida- la última gran lección. Fue un acto de entrega en holocausto por sus convicciones democráticas.
Reiterándole las expresiones de mi mayor consideración, aprovecho esta oportunidad para saludarle muy atentamente
Prof. Alexander Torres Mega, Director Responsable

*******************

En medio del confuso y gravísimo panorama ideológico nacional e internacional, importa que recordemos lo sucedido en los años previos a 1973.
Los crímenes cometidos por la organización guerrillera mostraron la falta de escrúpulos de quienes en aquel entonces -y también ahora- pretenden aparecer como sanos idealistas al servicio de causas filantrópicas.
La saña criminal de la guerrilla tupamara quedó al descubierto. Los sediciosos se burlaron de la legalidad democrática aunque antes y después buscasen ampararse en ella para destruir el orden imperante. La fórmula sigue siendo la misma: utilizar las libertades que brinda la democracia para aniquilar el propio sistema que proporciona esas libertades.
Por la salud moral e ideológica de la población importa recordar a los Caídos contrarrestando la confusión reinante que está agravada por la desinformación, la sensibilidad hemipléjica y la amnesia selectiva que imponen los medios de comunicación masiva.
Debemos evitar que se siga confundiendo a los verdugos con sus víctimas. Qué la sangre derramada por los Caídos nos mantenga vigilantes y combativos ante los enemigos del sistema democrático.-
El Uruguay genuinamente democrático no se debe dejar atrapar por la amplia y sutil red de la propaganda izquierdista y tiene que exigir al elenco político que defienda la Verdad completa: si es cuestión de memoria, entonces que ella sea total y no maliciosamente selectiva, deformada o fragmentada.
La sedición marxileninista, vencida militarmente, proyecta hasta hoy su triunfo en el campo propagandístico gracias a la tibieza, cobardía o debilidad de la cúpula política y militar que debió oponérsele con firmeza y no lo hizo en su momento como tampoco lo hace ahora.
Los reales o supuestos excesos que en medio de la guerra antisubversiva pudieron haberse cometido, no deben impedir reconocer la legitimidad del combate a la sedición marxista que -además de un derecho- fue una obligación ética y jurídica. Así lo reclamó la población y así lo laudó la ciudadanía.-

*******************

A División Jurídica del Consejo de Educación Secundaria
Alexander TORRES MEGA, Profesor Efectivo de Educación Media (Grado 5º), en el Liceo Nº 26 "Prof. Armando Acosta y Lara", egresado del Instituto de Profesores "Artigas" (I.P.A.), titulado en la especialidad Cultura Cívica y Derecho, Medalla de Plata de la Promoción, con domicilio en Anzani 2008 de esta ciudad, vengo -en tiempo y forma- a evacuar la vista conferida en el expediente Nº3/6780 – Asunto: "Prof. Torres Mega denuncia agravios y difamación de su persona en boletín estudiantil gremial".
Ratifico, en todos sus términos, la nota denuncia de los graves hechos ilícitos que dieron origen a estas actuaciones así como las respuestas dadas a las preguntas que se me formularon en el marco de la investigación administrativa decretada por el Consejo de Educación Secundaria (fs.32 y 33).
Los hechos quedaron probados y fueron reconocidos por el Equipo de Dirección: difusión -dentro del Liceo, desde la denominada "fotocopiadora del gremio"- del folleto difamatorio contra mi persona que, además, agravia la memoria del educador-mártir que le da su digno nombre al Liceo y constituye -por el tratamiento dado a su contenido temático- una prueba más del grosero proselitismo político que motiva la acción de un puñado de militantes gremiales. Por tanto, el folleto es, a todas luces, una alevosa violación de normas en materia de laicidad y actividad gremial. La gravedad de esos hechos ilícitos es de toda evidencia.
Con respecto al fotocopiado del folleto, los militantes del "gremio" niegan que fuera realizado en la propia "Fotocopiadora del gremio" que sí aparece firmándolo y distribuyéndolo. Las directoras transmiten esa negativa y al parecer, la avalan por alguna anotación hecha en un cuaderno de novedades. Yo afirmé y mantengo que en la misma "Fotocopiadora del gremio" se realizó el fotocopiado y la entrega de ejemplares. Así me lo hicieron saber alumnos y colegas, que todavía no salen del asombro y no dejan de sentir temor por lo sucedido y por lo que podrá suceder en un futuro no muy lejano si se permite que el reducido grupo de activistas siga actuando impunemente.
Era previsible que los militantes denominados "gremiales" llegaran a negar haber fotocopiado allí mismo el pasquín porque creen (o les hicieron creer) que así no corren mayor riesgo de perder esa poderosísima arma de propaganda y agitación que es la propia "Fotocopiadora del gremio". Tengo entendido, además, que se les "sugirió" que pintaran leyendas en mi contra y luego las borraran para que se pudiese citar esa conducta como "dato positivo" o "atenuante" y así contribuir a dejar todo como está haciendo de cuenta que nada grave pasó.
En rigor, el lugar físico de la impresión importa pero no es el único que merece ser ponderado. Al aceptar la autoría y la distribución, junto con la correspondiente sigla como firma, igualmente tienen responsabilidad.
He sido víctima de una canallesca campaña, plagada de embustes y agravios, que lesiona directa y gravemente mi honor y mi libertad personal. En esa campaña resaltan el uso de la mentira como instrumento de ataque personal y de propaganda política y la forma cobarde de ocultamiento en el anonimato que utilizan los activistas político-gremiales. Esa voluntad de esconderse detrás de siglas para intentar eludir la responsabilidad personal apunta a obtener una especie de impunidad que parece propia de una banda de delincuentes.
Queda claro que, para impulsar la agitación político-gremial, el núcleo militante -que carece de la representación que invoca-, adoptó deliberadamente esa forma de "organización horizontal" con el fin de hacer invisible la identidad de los transgresores. De ese modo, sigue las instrucciones o recomendaciones de organizaciones internacionales autodefinidas como contestatarias y revolucionarias ("Insurgencia ciudadana contra el orden establecido", 3er. Foro Social Mundial, Porto Alegre, Ene.23-28, 2003; revista "Alternatives", en su estudio "Alter-globalism and new social movements: theory and practice", 2003).-
Tal como tuve oportunidad de expresar y ahora ratifico, la propagación de infamias incalificables, lesiva de mi personalidad moral, se adecua plásticamente al tipo delictivo de la "difamación", previsto en el artículo 333 del Código Penal, infracción penal sólo perseguible y pasible de castigo mediante mi denuncia como ofendido (art. 334, ídem). Sin embargo, el anonimato en el que se escudan los responsables de la difamación constituye una dificultad práctica ostensible para hacer efectivo mi legítimo propósito de llevar ante la Justicia a los autores de ese hecho punible.
En función de ello y dado que esa denominada "fotocopiadora del gremio" (así como el supuesto "gremio" firmante del folleto que me agravia), opera en un salón dentro del propio Liceo, a pocos pasos de la Dirección, solicité, desde el primer momento, la intervención de la Dirección para lograr la individualización personal del o de los responsables con el fin de proceder en consecuencia.
No he podido lograr el legítimo fin buscado. Mi solicitud no fue atendida. Solo obtuve evasivas porque -según me dicen- no logran recordar nombres. Análogas respuestas aparecen en estas mismas actuaciones cuando los integrantes del equipo directriz contestan el interrogatorio practicado por los instructores e, inclusive, hasta cuando se labran actas del C.O.E. (Consejo de Orientación Educativa) correspondientes a reuniones que se habrían realizado con miembros del denominado "gremio", no lucen los nombres de los gremialistas, simplemente no aparecen en actas los supuestos interlocutores del C.O.E. Cabe, de paso, preguntar ¿qué validez y eficacia puede tener un acta que no es firmada por una de las partes, precisamente aquella que, como en este caso del C.O.E. constituye la razón de ser o la causa principal de la actuación que el acta debería reflejar fielmente?.
El propósito de ocultamiento de los responsables de actos ilícitos solo se logra en la medida que quienes pueden y deben identificarlos no lo hacen.
Vengo sosteniendo que la actividad gremial genuina, practicada en forma sana, sin mezcla de cometidos políticos, puede resultar un ámbito de participación fecunda. Pero cuando lo gremial se mezcla sutilmente con postulados políticos para el logro de metas también políticas, la actividad gremial queda desvirtuada y pasa a ser una cáscara o un maquillaje de organizaciones políticas que se cubren con ese ropaje para lograr más cómodamente su tarea de agitación y reclutamiento. Y cuando ello ocurre, todas las tareas que serían propias de una auténtica participación gremial quedarán contaminadas por el mismo mal: propósitos políticos y político-partidarios.
Educar para la libertad implica conciencia de la responsabilidad de cada uno (asumiendo las consecuencias de actos u omisiones).
Soy consciente que es preferible persuadir antes que imponer.
Toda norma tiene prevista una sanción para la eventualidad de su incumplimiento y resulta poco serio invocar o enunciar normas si se carece de voluntad real y efectiva para hacerlas cumplir.
Es nociva la tolerancia ilimitada frente a las transgresiones premeditadas y reiteradas. Ello supondría acostumbrar a los transgresores a que ninguna consecuencia seria deben asumir por sus actos ilícitos.
Lo realmente valioso es que las personas, dotadas de libre albedrío, capaces de actos volitivos que sean reflejo de decisiones libres, actúen conforme al modo que deben por imperativo emanado de su propio mundo interior y no por el simple temor a la sanción. Así, por ejemplo, valioso es que las personas no roben porque decidieron respetar el derecho a la propiedad privada, por estar convencidas de su legitimidad y no que se abstengan de robar por el sólo temor a la sanción que sobre ellos recaería. No robará quien esté convencido de la legitimidad de ese derecho, mientras que escasas o nulas garantías puede ofrecer quien la desconoce o sustente la abolición del mencionado derecho.
El diálogo es legítimo y fecundo con quienes respetan el marco ético y jurídico vigente; pero es ilegítimo y estéril con interlocutores que violan inescrupulosamente normas morales y jurídicas.
En estas actuaciones pueden encontrarse expresiones que parecen desplazar, ignorar o negar la potestad sancionatoria de quien legítimamente ejerce autoridad y tiene el deber de asegurar el cumplimiento de las normas vigentes, sancionando, inclusive, con severidad, cuando la gravedad de las transgresiones así lo exijan.
La función educativa requiere asegurar el fiel cumplimiento de normas jurídicas y éticas. Y ello no implica abuso, ni desborde, ni autoritarismo o exceso de poder. Simplemente se trata del recto ejercicio de la autoridad para cumplir seriamente con lo dispuesto por las normas vigentes, sin omisiones ni debilidades cómplices. Ejercer rectamente el principio de autoridad no resulta lesivo de los derechos de las personas. Significa, el cumplimiento por parte de las autoridades, cada una en el ámbito de su competencia y en el ejercicio de sus atribuciones, de su deber de hacer funcionar normalmente el servicio cuya dirección le está confiada y mantener el orden en el mismo. Hace ya tiempo que, en distintos ámbitos del quehacer nacional, se observa un peligroso descaecimiento de tal principio, favorecido por tolerancias indebidas, omisiones y decisiones erróneas de los jerarcas.
Es falsa la oposición entre la aplicación de medidas pedagógicas y el cumplimiento de normas y sanciones. No hay tal incompatibilidad, no existe opción excluyente. Las normas aseguran la esfera de competencia de cada quien y prevén los efectos de los eventuales incumplimientos. Ante esa eventualidad, la sanción prevista deberá ponerse en marcha. El ejercicio de la libertad supone, necesariamente, asumir las consecuencias de los propios actos y omisiones. No es concebible la libertad sin ese componente de responsabilidad.
Para garantizar derechos se imponen obligaciones. Sí, el verbo es "imponer": los derechos se conceden mientras que las obligaciones se imponen. Las normas jurídicas poseen ese carácter específico de coercibilidad. Las normas deberán cumplirse con la voluntad de los sujetos obligados, sin esa voluntad y, si fuere preciso, aun contra esa voluntad.
La inmensa mayoría del alumnado y del cuerpo docente, que es respetuosa y ordenada, se desanima y atemoriza cuando observa que las graves acciones ilícitas de unos pocos militantes político-gremiales quedan cubiertas por un manto de impunidad.
Para que se pueda cumplir con la tarea de educar es indispensable asegurar el clima adecuado de armonía, tranquilidad y respeto mutuo que debe prevalecer en las casas de estudio.
Por último, con respecto a mi relación con quienes integran el Equipo de Dirección y a la entrevista que mantuvimos enseguida del inicio de esta campaña difamatoria en mi contra con el propósito de solicitar la intervención de la Dirección para lograr la individualización del o de los responsables, con el fin de hacer efectivo mi legítimo propósito de llevar ante la Justicia a los autores del hecho punible que me ofende gravemente, debo decir que soy franco y firme en mis convicciones y las defiendo con energía, pero jamás he sido ni soy irrespetuoso con mis interlocutores. Para concluir ese aspecto de la cuestión, basta ver el excelente Informe de Dirección que la propia Directora me acaba de entregar en manos. (Adj.)
Solicito se tenga por evacuada en tiempo y forma la vista conferida.
Prof. Alexander TORRES MEGA

*******************

Reciba nuestro cordial saludo y el sincero agradecimiento por el tiempo que dispensó a este mensaje.
Servicio de Difusión de FLASHESCulturales - Prof. Alexander TORRES MEGA - Dir. Resp.
Noticias, documentos y opiniones referentes a cuestiones educativas y culturales.
MEC 114-84-8231 *Reg. Ley Imp. TVII, Folio 296
Calle Anzani 2008 Cód. Postal 11.600 - Casilla de Correo N° 10.733 - Montevideo - Uruguay
Tel/Faxes: (598-2) 481 0694 y 480 2191 - E mail: [email protected]